domingo, 20 de noviembre de 2016

Volumen 14 Capítulo 1

Volumen 14 Capítulo 1
La ciudad enana Mano de Hierro
Traducido por Ripecour y Tars
Corregido por DaniR y Tars
Editado por AMarauder

“Perdona, ¿a qué nivel tienes la habilidad de [Escultura]? Está claro que has alcanzado el nivel Intermedio, ¿pero has superado el Intermedio – 6?” “¿Me dirías algún secreto acerca de la creación de esculturas si te entrego mis piezas de Mineral de hierro?” Era muy raro ver a un enano suplicar a otro hasta el punto de postrarse de rodillas, pero desde el momento en que Weed había entrado en el gremio de escultores estaba sucediendo un evento sorprendente. ¡Ding!

Has comenzado el camino del Escultor Eterno.
Es posible lograr cambios en sus características cuando se demuestra una actitud sincera hacia la escultura. Hasta cierto punto, un talento artístico magnífico puede ser útil para obtener mejores habilidades.

La situación de los escultores ha dado formalmente un paso hacia delante en el mundo.

Los nobles y la realeza oirán hablar de ti a través del gremio de escultores, y el espíritu competitivo se despertará en otros escultores.

Si tienes la creatividad necesaria, una inconmensurable imaginación y una gran cantidad de ideas, serás capaz de ser el precursor de nuevas técnicas de escultura.
Gracias a tu pasión por la [Escultura] el atributo [Arte] ha aumentado en 100 puntos.

La [Apariencia] ha aumentado en 50 puntos.

Los efectos relacionados con las habilidades de [Escultura] han aumentado un 20%.

El consumo de [Maná] de las habilidades se ha reducido permanentemente un 20%.
Había sacrificado muchos beneficios para perseguir el camino del escultor, y en este momento se encontraba en la cúspide de su profesión. Y gracias a que las esculturas que había creado cosechaban tanta atención, llegando incluso a sorprender a todo el Continente, había recibido como recompensa reconocimiento y muchos puntos de [Fama]. “Aunque dediques tu vida entera al inmenso mundo de la escultura, nunca serás capaz de ver el final. Mientras, la mayoría de la gente estará obsesionada con la caza y la aventura, y habitualmente no serán capaces de apreciar el valor de la escultura. Dicen que el venerable escultor enano Kendellev disfrutaba yéndose de aventuras, ¿has oído hablar de él?” – dijo el Instructor Enano. Los enanos que se congregaban a su alrededor tratando de descubrir los secretos de la escultura se quedaron en silencio; permanecían cerca tratando de escuchar las palabras del Instructor enano, puesto que parecía que podían descubrir alguna información. ‘¿El escultor enano Kendellev?’ ‘Ese nombre está relacionado con una misión que nadie ha sido capaz de completar.’ ‘Esta vez la manera de presentar la misión ha sido distinta.’ ‘¡Date prisa y di que no lo conoces!’ Los enanos estaban ansiosos por oír la respuesta, pero se quedaron en silencio para no perderse las palabras del Instructor. “Le conozco. De hecho, a todos los enanos nos gusta un buen desafío, y por ello tenemos unas poderosas piernas que nos pueden llevar a cualquier lado.” – respondió Weed de forma intuitiva. “¡Ah! Tienes razón, otras razas más débiles tienen que viajar a caballo.” “El encanto y la satisfacción de viajar, aunque sea una pequeña distancia… La realidad es que solo viajando uno puede experimentar totalmente las cosas de la vida y poder verse inspirado.” “Es algo que todos deberíamos intentar.” Weed se estaba cabreando viendo al resto de enanos. ‘¿Cómo puedo tener una conversación tranquila con el Instructor si todos estos están molestando? Lo único que aportan es un parloteo constante.’ “Fuera como fuese, se trató de un enano al que le gustaba viajar solo y aun así nadie osó poner una mano sobre él. Se podría decir que era uno de esos raros enanos que fue muy respetado, incluso por los arrogantes elfos.” – dijo el Instructor poniendo un serio gesto. “Parece que era un escultor con mucho talento; incluso llegó a tolerar a los repugnantes elfos.” La raza de los elfos era muy particular, detestaban crear esculturas que estuvieran hechas a partir de madera, piedra o arcilla. Cualquier elemento que viniera de la Naturaleza no era adecuado para crear una escultura y tachaban sus obras de insignificantes. Los elfos odiaban a los escultores porque tomaban la vida de los árboles en los que vivían para transformarlos en madera. Por ello, los bosques donde vivían los elfos no poseían un gremio de escultores. “Esta es una historia que ha pasado de generación en generación desde mi tátara tatarabuelo. Se decía que sus habilidades para la escultura rayaban lo divino, pero desafortunadamente no sabemos si queda alguna de sus obras.” A pesar de que la mayoría de las esculturas de Zahab en el Reino de Rosenheim habían sido destruidas, existía gran cantidad de coleccionistas que habían guardado sus esculturas en almacenes y ahora vivían de los beneficios de sus ventas. Del mismo modo, la Torre de los Magos guardaba las creaciones de sus grandes maestros, o los Templos y la Órdenes custodiaban sus reliquias sagradas. Pero nadie había guardado ninguna obra del escultor Kendellev para la posteridad. “Por esto, solo los enanos sabemos acerca de sus habilidades divinas, ya que los arrogantes elfos no hablarán acerca de nuestro ancestro, el cual hizo impresionantes esculturas a su imagen…” “¿No tenía ningún discípulo o familiar?” Incluso aunque solo se tratase de un descendiente de Kendellev, Weed quería conocerlo. “Se cree que no. Le gustaba viajar solo, así que no se casó y vivió su vida entera en soledad. Hasta se desconoce el lugar donde reposan sus restos. Solo nos queda intentar apreciar las obras que hacemos cada día.” “Ya veo.” Los enanos eran una raza que tenía un gran orgullo acerca de su maquinaria, sus armaduras y sus obras de arte. “No puedo creer que destruyese el trabajo de toda su vida para que nadie pudiera verlo. A pesar de que solo es una conjetura, tiene que estar en algún lugar difícil de encontrar… Creo que su trabajo podría estar escondido en algún lugar al que solo los mejores artesanos son capaces de acceder. Seguro que un escultor excepcional debería ser capaz de descubrirlo.” “Puede ser.” – dijo Weed asintiendo con la cabeza. “Por favor, hazme saber si eres capaz de encontrar alguna pista sobre su obra; me encantaría poder restregárselo a esos arrogantes elfos y humanos.” ¡Ding!

Nueva misión: [La petición del Maestro artesano, el Instructor de escultura Jorhat].
En el gremio de escultores se ha discutido una increíble historia desde tiempos inmemoriales. Los enanos afirman que entre ellos existió un escultor capaz de esculpir el agua y el fuego, la luz y la oscuridad. Sin embargo, el resto de razas no acaban de creérselo.

“A pesar de que los enanos son una raza que puede producir armas de una calidad impresionante, su talento artístico es similar al de un niño. Aunque se jacten de saber qué es la escultura, ¿cómo podrían ser capaces, con lo bajitos que son? ¡Ja, ja, ja!”

Los insultos de los elfos se hacían eco a través del bosque.

“Los enanos aún tienen mucho que aprender sobre el misterio y la belleza de la Naturaleza.”

A pesar de que sus palabras eran muy ofensivas, los enanos no protestaban.

Para que los enanos recuperen su orgullo necesitan a alguien capaz de encontrar algún rastro de las obras del escultor enano Kendellev.

Dificultad: Racial. Solo disponible para la raza de los enanos.
Recompensa:

Reputación entre los enanos.
Restricciones:

Solo disponible para escultores enanos.

Si la misión fracasa, los enanos recibirán el mismo tratamiento hostil por parte de los humanos del que reciben de los elfos.
Los enanos que se encontraban a su alrededor trataban de disuadirlo. “El Instructor también trató de darme esta misión antes.” “No la aceptes, es una misión inferior que da a cualquier enano que piensa en dedicarse a la escultura. Si la aceptas es difícil deshacerse de ella más tarde y es imposible de completar. Te lo juro.” “Yo acepté la misión, pero nadie sabía nada de Kendellev. Es una misión que tuve que abandonar después de sufrir durante dos semanas tratando de completarla. Me ha costado mucho recuperar toda la [Fama] y los puntos de contribución asociados a esta misión.” Los enanos trataban de detener a un enano al que nunca habían visto antes y continuaban advirtiéndole para que rechazara la misión. Sin embargo, ellos también sentían mucha curiosidad. ‘Esta vez la explicación y la descripción de la misión ha sido ligeramente diferente...’ Para ser sincero, había muchas diferencias. Pero debido a que todos sentían mucha curiosidad acerca de Kendellev, se veían forzados a aceptar la misión e investigar. Era una misión de su raza, todos la aceptaban porque pensaban que obtendrían una gran cantidad de beneficios adicionales tras completarla, pero había muchos enanos que se habían arrepentido de aceptarla. Sin embargo, al contrario que otras veces, había dado amablemente a Weed muchos más detalles. Todos observaron cuidadosamente como gracias a su [Fama], a su recién adquirida amistad y su habilidad con la [Escultura], cambiaban totalmente el diálogo del Instructor. “Creo que es un hecho que los enanos tuvimos una vez un gran escultor entre nosotros. Definitivamente, voy a buscar una evidencia y se la restregaré a los elfos en sus narices.” – dijo Weed.

Has aceptado la misión.
“Gracias, espero que puedas completarla.” Como muestra de gratitud, el Instructor le enseñó la escultura de un elfo. “¡Oh! Ha aceptado la misión.” “Incluso después de rogarle que no lo hiciera… por favor, abandona antes de que sea demasiado tarde.” Los enanos que estaban a su alrededor comenzaron a impacientarse. Para ser honestos, todos estaban ansiosos, incluso aquellos que habían fracasado anteriormente en la misión y reconocían que era una misión imposible de completar. Sin embargo, desde el momento en que Weed había aceptado la misión, los enanos tuvieron el presentimiento de que tendría éxito. “Instructor, también creo en las historias del escultor Kendellev, y también quiero salir en busca de su rastro.” “Yo también…” “¿No habéis fracasado en el pasado? Sin embargo, puede que sea bueno que muchos enanos participen en su búsqueda.” Los astutos enanos se unieron para seguir los pasos de Weed y aceptaron la misión, aunque sospechaban que podían ser dejados atrás. Mientras, Weed ya había salido silenciosamente del gremio de escultores.
* * *
La ciudad enana Mano de Hierro, estaba construido a lo largo de agrestes picos montañosos. Las herrerías y las casas habían sido construidas en las superficies irregulares de las laderas, mientras que la plaza central había sido construida con forma de escaleras. La ciudad contaba con algunos terrenos llanos, pero eran las zonas más caras. La plaza era el lugar más concurrido, ya que era el mejor lugar para vender objetos o para reclutar compañeros con los que formar un equipo. Weed se situó en la esquina de la plaza y comenzó a esculpir. Crack Tac Crack “He oído que ese enano tiene unas habilidades de escultura impresionantes, ¿es verdad?” “Aún está por verse. Cualquiera que hubiese aceptado y completado la misión de Kendellev se habría jactado de ello.” “Tendremos que esperar para verlo.” Los enanos vigilaban a Weed de cerca. Todos los que habían aceptado la misión de Kendellev estaban completamente arrepentidos. Weed estaba determinado a resolver su problema con esta misión. En estos momentos esculpía sin mostrar ninguna intención de moverse a otro lugar. ¡Su maravillosa habilidad le permitía esculpir un bloque esférico de madera girándolo como si fuera una manzana! Por primera vez tras convertirse en enano, los seres desconocidos le susurraron en los oídos. - Lo siento, te he ignorado hasta ahora. Por favor, date prisa y tállame. - Mírame, obsérvame y escúlpeme como te digo. Los escultores siempre han ignorado nuestra existencia. - Eres débil y patético. ¿No deseas poder? Podía deberse a que se había convertido en un enano, pero las voces de los seres que le susurraban se habían vuelto más respetuosas. Tras demostrar sus habilidades en el gremio de escultores, habían parado de maldecirle, por lo que ahora podía esculpir con tranquilidad. “¡Atención! Estaré aquí todo el día, así que os haré una escultura. ¡Por favor, formad una línea!” De esta manera, vendía recuerdos a los jóvenes enanos para sacarse un beneficio extra… Los enanos no solían elegir el trabajo de escultores, por lo que había una gran cantidad de guerreros y exploradores interesados en adquirir una escultura. Las obras grandes no eran prácticas para llevarlas a una batalla, por lo que todos preferían tener una pequeña que pudieran llevar encima. Aprovechándose de esa circunstancia, se dedicó a tallar y vender esculturas tanto a los comerciantes como a los turistas. “¿No puedes pagarme una moneda de cobre más?” “Es una escultura que he realizado con mucho esfuerzo… por favor, dame otra moneda de cobre. Sigue siendo barato.” “Estoy haciendo una promoción especial Durante un breve periodo de tiempo, ¡todas las esculturas estarán rebajadas un 30%! Solo válido para las primeras cinco personas.” Muchos enanos veían cómo sus ventas bajaban, mientras que otros tuvieron que retirarse con la confianza destrozada. Los enanos que estaban vigilándolo, vieron cómo se truncaban sus esperanzas y se fueron. A pesar de que había comenzado a tallar para aburrir a sus acosadores, Weed rebosaba determinación. Comparado con tallar y vender esculturas en otras ciudades, la respuesta de los compradores en esta ciudad era completamente diferente. “Tus esculturas son diferentes a las que hacen los otros enanos. ¡Te pagaré una moneda de oro!” “Muchas gracias, es muy bonita.” “¿Has hecho esto como recuerdo para los que vienen al pueblo enano? Muchas gracias.” Como forma de respeto hacia los maestros artesanos enanos, pagaban el precio que se les pedía. Weed estaba recibiendo un trato diferente a cuando vendía sus obras en las ciudades humanas. Las esculturas de enanos con el rostro de los visitantes eran muy populares y se vendían como churros. ¡Estas obras mejoraban mucho su estado de ánimo! ¡Ding!

¡Obra Magnífica! Has creado la escultura ‘El niño enano’.
Se trata de un niño enano feliz que lleva un sombrero.

Aunque la escultura no tiene la apariencia de un niño, la ausencia de barba te dice que es una enano joven.

Mirando detenidamente la escultura, se puede apreciar un gran sentimiento artístico.

Valor artístico: 73.
Efectos:

Aumenta la [Suerte] 7 puntos.
Número total de Obras Magníficas creadas: 34

Los efectos de la habilidad [Dominio de la Escultura] han aumentado.

[Fama] ha incrementado en 1 punto.
Había algunos pequeños errores, pero aun así se trataba de una Obra Magnífica. Conseguir crear una obra mejor de lo normal era similar a hacer que las judías crecieran en medio de una sequía. Lo bueno que sacaba de todo esto era que, tras emprender el camino del Escultor Eterno, era capaz de sacar una Obra Magnífica con bastante facilidad. ‘Esto es gracias al incremento de mis habilidades’ Weed estaba satisfecho con el resultado final. No solo había aumentado su dominio de la habilidad [Dominio de la Escultura] sino que todas las habilidades relacionadas con ella se habían visto incrementadas un 20%. Tanto la habilidad [Hoja del Escultor] como [Transformación escultural] habían mejorado de forma notable. Weed era capaz de mantener un ritmo rápido de trabajo gracias al trabajo ilegal que había realizado durante su adolescencia. Con sus 45 Obras Magníficas podría ganar aproximadamente unas 1.200 monedas de oro. Se trataba de calderilla comparado con lo que podían ganar otras profesiones, pero con todo su dinero invertido en Morata, aunque se tratara de una pequeña cantidad, ¡era algo maravilloso! Weed hizo esculturas durante toda la noche. Cuando amaneció, el ‘Cuerpo de Liberación Enano’ entró en la plaza de la ciudad. “¡Es el día de pago de impuestos!” Todos estaban obligados a pagar impuestos por cualquier actividad comercial que se desarrollara en la plaza; si alguien se negaba, era expulsado. El ‘Cuerpo de Liberación Enano’ mandaba sobre todos los gremios de Mano de Hierro, ¡y había aumentado la base de impuestos un 35%!, haciéndola superior al del resto de las ciudades. ¡Unas tasas de impuestos asesinas! Aunque la mayoría de gente estaba de acuerdo con lo que hacían, en realidad el nombre no le pegaba a la asociación. ‘Deberían cambiar de nombre: El Cuerpo de Explotación Enano les pegaría más.’ El ‘Cuerpo de Liberación Enano’ gobernaba el Reino de Thor, incluyendo los ocho gremios y otras pequeñas ciudades. Cada mes , el gremio tenía que pagar un tributo al Dragón Malvado Kaybern en forma de bienes. Por su culpa, los codiciosos enanos no podían hacerse ricos. Los enanos con la habilidad [Herrería] a nivel Intermedio siempre intentaban engañar a los recaudadores diciendo que se iban a otra ciudad; sin embargo, el ‘Cuerpo de Liberación Enano’ también tenía influencia en otras ciudades, por lo que les obligaban a pagar impuestos. “ManoVirtuosa, tienes que pagar impuestos.” – dijeron los enanos del ‘Cuerpo de Liberación Enano’ acercándose a Weed. “Venerables enanos, ganarse la vida día a día es difícil para los enanos pobres.” “El resto de escultores ya ha pagado sus impuestos y por lo que he oído has estado ganando bastante.” “He comenzado a seguir el camino de los escultores recientemente, y es verdad que tengo algunos clientes; sin embargo, el resto de escultores están celosos de mí y me están difamando. ¿Cuánto dinero podría ganar un escultor?” – dijo Weed. – “Por favor, acepta estas 15 monedas de oro.” “Debes pagar al menos 20 monedas de oro. Si no te gusta, abandona la ciudad.” Bajo la amenaza del guerrero enano, Weed no tuvo otra alternativa que pagar las 20 monedas de oro. Sin embargo, este era un precio relativamente pequeño si se comparaba con las centenares de monedas de oro que tenían que pagar los fabricantes de armas. Para el ‘Cuerpo de Liberación Enano’, la recopilación de impuestos era muy rentable. Gracias a la protección del Dragón Malvado Kaybern no había necesidad de mantener un ejército porque ni los monstruos ni otros Reinos osaban atacarlos. Ocasionalmente, podía darse alguna lucha de poder entre los enanos, pero no solían durar mucho ni ser muy catastróficas. Los enanos eran una raza muy difícil de asediar, sus ciudades y pueblos estaban construidos en un agreste territorio montañoso, lo que otorgaba una ventaja abrumadora a los defensores, y sin magia o arqueros, carecían de los recursos necesarios para atacar. Los enanos se sentían decepcionados de su propio Reino, por lo que aunque era su lugar de nacimiento, todos los que tenían un cierto grado de habilidad se marchaban a otros lugares del Continente de Versalles.
* * *
“¡Ah! Esa sí que es una escultura de verdad, me encanta la última obra que ha hecho.” “¿Qué estás diciendo Pin ? Esta escultura no es diferente de la de bronce que hizo ayer, la estatua de ‘El niño enano’ no es para tanto.” “Desde el punto de vista de una mujer, la escultura que ha creado hoy es más bonita.” Weed había creado la escultura para dos personas que no paraban de discutir. “Creo que te desenvolverías bien con la herrería.” – dijo Herman, un herrero enano, tras ver a Weed tallar la escultura. “¿Cómo lo sabes?” – respondió Weed. “Si miras atentamente es obvio; tú no eres un enano de por aquí, ¿verdad?” “Cierto.” “En este lugar, la mayoría de los enanos se conocen, y a pesar de que la mayoría de la gente piensa que todos los enanos se parecen, si nos miras con atención hay ligeras diferencias.” La longitud de la barba, el color del pelo, la forma de la chaqueta o el tipo de peinado difiere de acuerdo a los gustos del enano . Aun teniendo en cuenta que el resto de la gente le costara diferenciarlos, si uno se hacía amigo de un enano, al final le sería fácil distinguirlo. “Si bien, creo que conozco a la mayoría de escultores que viven en el Reino de Thor, no conozco a ninguno que sea como tú.” – dijo Herman amablemente mientras se mesaba la barba. “Parece que sabes esculpir.” “No es para tanto. ¿No se basa la habilidad de la [Escultura] en la [Destreza]?” “……” “A pesar de que me he entrenado para dominar la [Escultura], no encontré ninguna razón para aprender otras habilidades. Aunque sea difícil alcanzar la grandeza, es sencillo llegar a ser lo suficientemente bueno.” “Puedes encontrar a un montón de enanos que se esfuerzan.” “Los enanos que trabajan en la escultura normalmente tienen sueños que alcanzar; sin embargo, el número actual de enanos que lo han conseguido es muy bajo, debido a que suelen tener sus manos ocupadas. ¿Será porque también aprenden otras habilidades? Dejando eso de lado, creo que una persona de tu calibre sí puede hacerlo posible.” “¿Por qué me tienes en tanta estima?” “¿Sabes cuánto tiempo has estado aquí tallando, alimentándote solo de trozos de pan?” Weed no había llevado la cuenta de cuántas horas llevaba allí. “Esta es la vigésimo segunda hora. Viendo tu compostura, tu paciencia y tus destacables habilidades para la [Escultura], para mí es impensable que no hayas perfeccionado otras habilidades.” Entre la raza enana, particularmente, había muchos jugadores que contaban con una edad respetable. Los campos de producción, y especialmente el rango de fabricación, eran muy duros, aburridos e irritantes para los jóvenes. Herman era un jugador mayor que se encontraba a mediados de los cuarenta. Sus hijos eran soldados en otro reino y su hija trabajaba de jardinera. Solían pasarse a verlo cada tres o cuatro meses, momento en el que Herman aprovechaba para divertirse reparando las armas y armaduras de sus hijos. Al lado de Herman había una jugadora llamada Pin; ¡la chica con un nombre tan bonito era una elfa! Al contrario que la mayoría de las elfas, que estaban extremadamente delgadas, sus proporciones eran similares a las de un adulto humano y, cuando al llegar al pueblo de los enanos había decidido vivir aquí para mejorar su habilidad especial. Era una chamán. Los efectos de los hechizos basados en Magia de la Tierra se duplicaban en el Reino de Thor. Así que para mejorar sus habilidades y superar el nivel Intermedio, había elegido un suelo duro y firme para entrenar. Como Weed había permanecido en la plaza de Mano de Hierro esculpiendo durante más de veinte horas seguidas, logró intimar con otros habitantes del pueblo además de con estos jugadores. “ManoVirtuosa, ¿has finalizado el armario de nácar que encargué?” “Sí, aquí lo tienes.” – respondió Weed mostrando el armario de nácar ya terminado. Aunque era un poco exagerado decir que se trataba de una pura estatua, realmente se trataba de un simple producto de carpintería. Eso sí, Weed era capaz de realizar manualidades que requerían mucha habilidad. Desde la carpintería hasta la metalurgia, pasando por los diversos métodos de fabricación u otros métodos relacionados con el mundo de la escultura. Y siempre lograba que sus obras fueran excepcionales. El armario de nácar debía estar labrado y ser cómodo de usar, y por ello requería de un gran sentido artístico y no era fácil de fabricar. “¡Gran trabajo, ManoVirtuosa! Era un pedido muy difícil, pero me encanta el resultado. Has completado el trabajo de una forma tan detallada que parece que formas parte de nuestro clan enano.” El enano pagó el encargo y se marchó con su armario de nácar. Weed estaba satisfecho con la transacción, un armario de nácar era un objeto extremadamente caro. “ManoVirtuosa, ¿cómo va el trabajo que encargué?” “Aquí tienes, lo he terminado por completo.” “Gracias, haremos más negocios en el futuro.” Los enanos seguían observándole. “Maestro, ¿está reparada la estatua de la grulla que rompí? Si me atrapa mi madre estaré en un apuro.” “He usado un pegamento de gran calidad para adherir la porción del cuello y dejarlo como si fuera nuevo.” “¿En serio no se puede ver ninguna grieta?” “Por supuesto.” Weed iba terminando todos los trabajos que le encargaban los aldeanos, y aunque había algunos casos en los que la gente le pedía una escultura especial, la mayoría eran demandas triviales. Si los enanos codiciaban alguna pieza, se esforzaban por hacerla por sí mismos en lugar de encargársela a otros. Sin embargo, los trabajos que le encargaban no reportaban muchas recompensas, [Fama] o Puntos de Contribución. A veces, aunque enfocase toda su atención en la producción de una escultura, ¡no conseguía que la recompensa compensara! “¿Dónde está? ¿Dónde puedo ir a buscarlo? No me queda mucho tiempo hasta que llegue la hora de entregarlo.” – dijo un enano borracho que vestía un traje rojo mientras caminaba por las calles en busca de algo. ‘Creo que es hora de ponerme en marcha.’ – pensó Weed mientras le brillaban los ojos. No había ningún enano en la ciudad que supiera algo del escultor Kendellev, pero no era posible de que los ciudadanos del Reino de Thor no hubiesen iniciado su búsqueda.
«ELLOS ESTÁN AQUÍ DESDE EL PRINCIPIO… SON SERES SIN UNA FORMA DEFINIDA.» «ALGUIEN QUE AME LA ESCULTURA PODRÁ ENCONTRAR EL CAMINO EN EL REINO DE LA GENTE PEQUEÑA. ALLÍ EXISTE UN LUGAR DEL QUE SE SIENTEN MUY ORGULLOSOS.»
Sus palabras no eran muy claras, sin embargo este era el lugar al que la diosa Freya le dijo que tenía que ir. “¿También estás buscando un buen Mineral de Hierro?” – dijo Weed acercándose para hablar con el enano borracho. “¡Sí! ¡Así es! ¿Cómo lo sabes? Bueno, no importa. Pero si por casualidad tienes algo de Mineral de Hierro, ¿te importaría vendérmelo? Sé que es una gran petición, otros enanos no hacen pedidos tan osados, te lo estoy preguntando porque no rehúyes a otros que están en problemas y necesitan ayuda.”

Nueva misión: [Petición del enano Dein].
Ya que el vago y borracho enano nunca lleva el Mineral de Hierro a la forja en el tiempo designado, siempre se encuentra en dificultades.

Dado que los enanos valoran mucho el honor, te pide que le facilites el mineral para que pueda cumplir su promesa, incluso aunque esta petición resulte poco razonable.

Dificultad: ‘F’.
Recompensa:

Compensación monetaria.
Restricciones:

Se requieren al menos 20 Minerales de Hierro de grado 2.
Debido a que Weed había completado muchas misiones, tenía gran cantidad de Mineral de Hierro. Habitualmente, los enanos no pagaban con dinero, sino que entregaban trozos de mineral o espadas como recompensa. “Te daré el Mineral de Hierro.” “¿Lo harás? Muchísimas gracias.”

Has aceptado la misión
“No tengo mucho tiempo. ¿Cuándo puedo obtener el mineral? Soy un enano que valora sus promesas, lo que significa que debes mantener tu promesa y no entregármelo demasiado tarde.” “Las tengo aquí conmigo, déjame darte la cantidad que necesitas.” – dijo Weed mientras buscaba en su mochila y extraía 20 Minerales de Hierro de grado 2. “Mu… ¡Muchísimas gracias! ¡Con esto podré mantener mi promesa con el herrero ManoNoble!“ ¡Ding!

Has completado la misión [Petición del enano Dein].
El enano Dein ya puede llevar el Mineral de Hierro a la herrería.
Recompensas:

Preguntar a Dein.
“Cierto… ¿Cuánto debería pagarte por este Mineral de Hierro? ¿Te parece bien 20 monedas de plata por encima de su precio de venta en el mercado?” – preguntó Dein. El precio del Mineral de Hierro de grado 2 era de 1 moneda de oro y 30 monedas de plata. A pesar de que los comerciantes eran capaces de obtener más, se trataba de un precio aceptable para Weed. “No soy un enano desvergonzado que pediría más aprovechándome de tu periodo de crisis; puedes pagarme el precio normal de 1 moneda de oro y 30 de plata.” – dijo Weed negando con la cabeza al no estar de acuerdo con la oferta. “¿Estás seguro? Vayamos a la taberna a tomar algo, yo invito. Eres un enano realmente agradable, y como vas por ahí cargado con 20 Minerales de Hierro, puedo sentir que de verdad te gusta el hierro. Además, no me has pedido un precio abusivo y en su lugar has demandado algo razonable, debes ser un enano con grandes valores.” – dijo Dein enalteciéndole mientras mesaba su barba. Finalmente, Weed recibió 26 monedas de oro por su Mineral de Hierro. “¿Te gustaría echar un vistazo a la herrería de ManoNoble?” – dijo Dein amablemente. “¿Una herrería?” “Normalmente solo se permite el acceso a la forja a los enanos de confianza, así que espero que no te niegues. En estos momentos estoy muy ocupado y tengo que ir a la taberna, así que me gustaría que llevaras tú mismo el mineral a la forja.” ¡Otra misión de rango ‘F’! Era una petición simple, solo tenía que llevar los 20 Minerales de Hierro de grado 2 a la herrería de ManoNoble, así que Weed aceptó la misión mientras se levantaba de su asiento. “¿Te diriges a Kurueso?” – dijo Pin dándose la vuelta y preguntando a Weed mientras Herman tocaba y contaba chistes. “Sí.” “Espero que tengas éxito.” – dijo Herman mientras estrechaba su mano. “Gracias.” “Entonces, te veré la próxima vez.” Weed hizo una ligera reverencia y dio un paso atrás.
* * *
“Si se marcha, ¿crees que volverá aquí de nuevo?” “Su objetivo aquí se ha completado, así como también la misión de Dein que había estado esperando.” Mientras Pin y Herman le veían caminar en la distancia, se miraron con tristeza. “Hay ocho formas de entrar en Kurueso. La más fácil es obtener la misión de Dein, pero necesitas una gran fuerza de voluntad para obtenerla.” – dijo Herman hablando muy bajo y suave para que nadie más pudiera oírle. “¿Cómo sabías que era él?” “Puede que obtuviera su descripción en alguna parte; de todas maneras, tenemos una razón para permanecer aquí” Herman y Pin se levantaron de sus asientos mientras eran observados por el resto de enanos de la taberna. “¿Vais a volver a Kurueso?” “Debería, tengo trabajo que hacer allí.” “Estoy seguro de que habrá algo divertido e interesante esperándonos.” “Parece como si hubieras caído a sus encantos, señorita.” “Por favor, ¡no te burles de una señorita! Además, te he dicho que no se trata de eso.” – dijo Pin negándose mientras movía enérgicamente la cabeza. Con cada movimiento de su cabeza, pequeñas luces de color verde se veían en las puntas de sus pelos mientras farfullaba. “¡Ja, ja, ja, ja! ¿No es una relación extraña? Se ve ordinario y despistado; aunque sea inútil, cuéntame que ves de atractivo en él.” – dijo Herman soltando una carcajada. “Bueno, francamente estoy preocupada. Esta es la primera vez que veo a un enano como si fuese un hombre. Aunque no creo que sea amor, sino afecto y… ” “¿Y qué?” “¿Cómo decirlo? Sus movimientos mientras talla son muy atractivos.” “¡Ja, ja, ja, ja, ja!” – se rio alegremente Herman una vez más.