domingo, 11 de septiembre de 2016

Volumen 13 Capítulo 1

Volumen 13 Capítulo 1
El Caballero Esqueleto.
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AMarauder y Tars

Ta da da doc Weed se golpeó la mandíbula al ver su cuerpo. Su apariencia era perfecta, ¡pero desprovista de cualquier carne! Gracias a [El Poder para negar a la Muerte], había sido capaz de resucitar. Era un cuerpo raro, con únicamente huesos, pero comparado con la última vez, estos huesos eran más gruesos y parecían poseer mucha mas energía. ¡Ding!

Has regresado de la oscuridad del abismo.

Subes de nivel: [El Poder para negar a la Muerte] Principiante – 2.
La [Salud] ha incrementado un 3% adicional.
El [Liderazgo] incrementa un 1% si comandas a los poderes de las tinieblas.
Luchar a favor del mal concederá un efecto adicional.
Aumenta tu posibilidad de resucitar no-muertos.
Después de resucitar, el número de no-muertos que puedes convocar, tus habilidades y habilidades especiales aumentan en una categoría.
Era imposible subir el nivel de [El Poder para negar a la Muerte] de otra manera, la única forma era morir. “¡Información del personaje!”

Nombre del personaje:
Weed
Nivel:
354
Estado:
No-muerto
Clase:
Caballero Esqueleto
Titulo:
Ninguno
Salud:
146800
Maná:
6400
Fuerza:
1265
Agilidad:
1130
Vitalidad:
Infinita
Fama:
-
Resistencia:
665
Aguante:
Infinita
sabiduría:
70
Inteligencia:
56
Liderazgo:
459
Pecado:
96
Ataque:
Desconocido
Defensa:
Desconocido
Resistencia Física:
470
-
-
Debido a la característica única de los caballeros esqueleto, nunca te quedas fatigado.
Habilidad con la espada: +2.
El poder de las tinieblas cubre todo tu cuerpo, aumentas tu [Ataque] y [Defensa].
Eres vulnerable a la Magia Divina.
Debilidad contra el fuego.
Debilidad contra el sol.
Originalmente, el nivel de Weed era 355, pero al morir había perdido un nivel y el dominio de sus habilidades había disminuido considerablemente. Ya estaba mentalizado con la posibilidad de morir, así que tomó una respiración profunda y siguió adelante. Sabía que con trabajo duro pronto recuperaría el nivel perdido. “Un caballero esqueleto. Ha pasado un tiempo desde que no tengo un personaje basado en el combate cuerpo a cuerpo.” – dijo Weed sacando la espada y degollando al caballero fantasmal que le había matado. “¡Ah!” “Enemigo.” Repentinamente, todos los caballeros fantasmales rodearon a Weed para bloquearle todos los caminos posibles; aun así no habían atacado a Weed porque no sabían si era un aliado o un enemigo. Era como los espectros: un no-muerto, un esqueleto maldito con un cuerpo físico. Pero debido al ataque previo de Weed, todos levantaron sus espadas oxidadas y sus escudos podridos para encararse hacia él. “Duele, duele mucho.” “Duele, el sufrimiento proviene de los seres humanos. Ese esqueleto no es uno de nosotros.” “Hemos sido traicionados; es un traidor, matadlo.” Un gran número de caballeros fantasmales se abalanzó hacia Weed. Querían terminar pronto la lucha y poder volver a su letargo; debido a ello, más y más caballeros fantasmales fueron generados en el piso de la torre. ¡Cada vez eran más! Eran espíritus que habían traicionado a sus amigos, pecado contra su rey o cometido traición contra su país. En menos de treinta segundos, tuvo que estar preparado para pelear contra sus enemigos. Incluso después de haber vuelto a nacer como un no-muerto, solo tenía una salida. “[Piel Pétrea]” Los huesos blancos de Weed se vieron endurecidos como piedras; con la pequeña cantidad de [Maná] que tenía, no podía usarla para otra cosa. “Eres un traidor, ¡vas a sufrir como nosotros!” – gritó un caballero fantasmal a la vez que cargaba en primer lugar. Weed se inclinó rápidamente para esquivar su lanza y, a continuación, blandió su espada hacia el cuello del esqueleto.

¡Has infligido un golpe fatal!
¡Crack! El caballero fantasmal se convirtió en humo antes de desaparecer. Cuando estaba vivo, debido a su clase de escultor, las mejoras se habían distribuido uniformemente entre las principales características de su profesión, [Arte], [Fe] y [Apariencia], por lo que era un ser débil. Pero ahora, después de haber vuelto a nacer como un caballero esqueleto, su capacidad de infligir dolor había alcanzado un punto increíblemente alto. Lo mismo pasaba con su [Agilidad] o su [Aguante], ahora era mucho más rápido. Su [Defensa] también había aumentado considerablemente. ¡Plas! ¡Plas! ¡Plas! ¡Plas! Weed continuó avanzando a la vez que iba golpeando en todas direcciones, no tenía ninguna necesidad de preocuparse por la gran cantidad de enemigos. ‘Tengo que concentrarme.’ Dado la gran cantidad de ataques que le llegaban simultáneamente, Weed golpeaba los brazos y las armas de los oponentes más cercanos, impidiéndoles atacar y obstaculizando al resto de caballeros fantasmales. ¡Fiusssh! Weed surgió de entre los cuerpos de los caballeros fantasmales como si ya hubiera anticipado los ataques que le llegaban por la espalda a la vez que blandía su espada contra los que tenía delante; parecía como si estuviera poseído. Mantenía un ritmo constante dentro de la batalla, luchando contra una marea sin fin de caballeros fantasmales, que no dejaban de aparecer. Su respiración y sus movimientos se fueron poco a poco sincronizando con los movimientos enemigos, como si se tratara de un guerrero de un cuento de hadas. Los movimientos de Weed habían superado su anterior capacidad con la espada gracias al cambio de profesión a la de caballero esqueleto. Debido a la limitación física como ser humano, había una barrera que no podía superar debido a su [Aguante]. Al final, hiciera lo que hiciese, se quedaría sin fuerzas y tendría que descansar. Cuanto más rápido se moviese más energía consumiría, haciendo que la necesidad de descansar fuera inevitable. Supongamos que en la primera parte de la batalla, se pudiera hacer el 100% del daño; sin embargo, a medida que avanza la pelea y el [Aguante] disminuya, la cantidad de daño infligido también caerá. En el caso de la defensa, el [Aguante] desempeña un pequeño papel, incluso aunque se haya reducido severamente. Pero el resto de características, tales como la [Vitalidad], la [Inteligencia], la [Sabiduría] y muchas otras, todas ellas se ven afectadas en gran medida por el [Aguante]. Sin embargo, gracias a la característica única del caballero esqueleto, nunca se cansaba. Aunque tuviese una hora de intensa batalla, no sentiría ningún tipo de fatiga. Incluso no sentiría hambre. Aun así, mientras Weed estaba inmerso en la batalla, se sentía desgraciado. “¡Ya podía ser un caballero esqueleto y no un escultor!” – gritó Weed. ¡Dolor y desilusión! Con el cambio, luchaba con cada hueso de su cuerpo, gracias a las innumerables experiencias que había obtenido manejando la espada en la vida real y a la gran cantidad de combates que había vivido en Royal Road. Al final, como recompensa, Weed había ganado un control perfecto sobre su cuerpo. De todos modos, Weed pensaba que Geomchi podía pasar esta prueba. El cuarto piso de la torre ponía a prueba la determinación y las habilidades con la espada. Si te dedicabas a defenderte de los ataques enemigos, al final más y más caballeros fantasmales se reunirían a tu alrededor y no te permitirían pasar la prueba. Esta fase de la torre no estaba destinada a ser superada por aquellos que tuvieran un corazón débil. ‘Con gusto donaba toda mi carne y me quedaba con estos huesos pelados.’ Cada vez que Weed daba un paso adelante, un gran número de caballeros y soldados fantasmales caía a su alrededor. “¡Uaaaaaah!” – gritó Weed lleno de emoción. Durante este reto imposible se estaba divirtiendo como nunca. Tener éxito o fracasar finalmente, ¡ya no le importaba! ¡Crash! El codo y la muñeca de Weed se rompían haciendo ángulos imposibles, para volver a colocarse al momento en su sitio. Aunque manejar así la espada en la vida real era imposible, aquí podía moverla de forma espectacular. Con el uso de las habilidades, los movimientos de los ataques podían llegar a ser muy extraños, pero al no tener [Maná] para usar, estaba luchando únicamente con movimientos rápidos y cortantes. ‘El movimiento de la espada no puede detenerse, si no perderé impulso.’ Después de adquirir e iniciarse en el arte del [Filo Heraim], sus primeras experiencias no habían sido demasiado buenas. Cuando intentaba bloquear un ataque bajo, la fuerza del enemigo siempre lo impulsaba para atrás; pero ahora, en la misma situación, no necesitaba bloquearlo ya que podía contraatacar. ¡La habilidad [Filo Heraim] de Weed había alcanzado el nivel Intermedio – 4! Por supuesto, su habilidad nunca sería comparable con la habilidad de los geomchis, que estaban en niveles avanzados. Y debido a que era un escultor, el crecimiento de la habilidad era dos veces más lenta que la suya. Pero ahora, siendo un caballero esqueleto, su tasa de crecimiento era la misma, y junto a sus capacidades especiales, su poder era increíble. A medida que avanzaba la batalla, la actitud de los caballeros fantasmales fue cambiando. “Nuestra misión es detenerlo.” “A cambio de mi traición tengo que sufrir tormento eterno.” “Somos caballeros, reconocemos tu fuerza y tu valor.” “No podemos permitir que pases.” Por octava vez, Weed se precipitó hacia las hordas de caballeros fantasmales del cuarto piso, que cada vez peleaban de forma más violenta. Al final, Weed solo se basaba en su espada, no tenía otra opción. Y gracias a su infinita capacidad de [Aguante], lo único que tenía que hacer era mover su espada. ¡Igual que cuando golpeaba espantapájaros en la Ciudadela de Serabourg! Exceptuando esa situación, nunca había manejado una espada sin descanso antes. Así que dejó todo de lado y siguió luchando sin parar. Finalmente no hubo ningún caballero bloqueando su camino. Entonces, apareció una escalera blanca ante sus ojos. ¡Había superado el desafío del cuarto piso! Dando un pequeño paso, empezó a subir las escaleras que conducían al quinto piso de la torre. “¡Ja, ja, ja, ja!” “¡Qué gran caballero!” “Ha sido un honor.” Ahora los fantasmas ya no se precipitaban sobre Weed, mostraban una actitud adecuada de respeto. A pesar de haber sido masacrados, reconocían su derrota. ‘Parece que, a pesar de haber sido fantasmas y espectros durante mucho tiempo, aún conservan sus códigos morales después de la muerte.’ Weed comprobó el estado de su cuerpo. Aún tenía un 63% de [Salud]. Gracias a [El Poder para negar a la Muerte], su [Salud] era enorme. Se quitó la Armadura de Tallock, los anillos y el resto de equipo para ponerse la Coraza de Hueso, así como un anillo que ayudaba en la recuperación de [Maná]. Normalmente, Weed mantenía su equipo en el mejor estado posible por medio de sus habilidades de reparación, por ello, después de pasar esta prueba, la durabilidad de sus objetos estaba por encima del 80%. Pero por si acaso decidió ponerse la Coraza de Hueso. La durabilidad de la espada todavía estaba en el 75%. ‘Es suficiente.’ Weed se alejó de la escalera y avanzó por la quinta planta mientras los caballeros fantasmales avanzaban hacia él, pivotando sus espadas como si fueran a cámara lenta. “¡Duele!” “Q… ¿Quién ha abusado de nosotros?” Los caballeros y soldados clamaban de dolor, eran apenas capaces de mantenerse de pie. Después de subir las escaleras y de pasar la puerta de entrada del quinto piso, Weed se enfrentaría contra todos hasta ganar la batalla y sin responder a ninguna pregunta. ‘Nunca rechazo un desafío que tenga como reto la lucha contra un monstruo.’ En los tiempos del Continent of Magic, Weed no sabía cómo contenerse. Si algo le era molesto, ya fuesen personas o monstruos, simplemente los aplastaba para pasar a través de ellos. Arrasaba con todo sin dudarlo. Eran los días en los que se ponía de pie ante todos por sí solo. En la escalera que subía de la cuarta planta, el antiguo temperamento de Weed había resucitado.
* * *
Jeong Il-Hun miraba el teléfono. “Debe faltar poco para que suene el teléfono.” ¡Era Geomchi2 de Royal Road! Jeong Il-Hun había tratado con mucha amabilidad al orco Seechwi y, poco a poco, fueron profundizando su amistad. Aunque tenía pinta de tonto al lado de una mujer, de alguna manera creía que podría tratar con ella. Con el paso del tiempo, los dos se hicieron novios en Royal Road, y hoy, Seechwi había dicho que iba a llamar a Jeong Il-Hun. “¿Cómo será por teléfono?” – se preguntó nervioso. Como las llamadas telefónicas eran caras, al final un solterón como él se suscribió a una tarifa telefónica para no tener que colgar de golpe cuando hablara con ella y no arruinarse en el proceso. ¡Nunca había pensado que tendría una novia que le llamaría por teléfono! ¡Riiiiiiing! - ¡Sí! Soy Jeong Il-Hun – contestó rápidamente Jeong Il-Hun al oír sonar el teléfono. Había respondido como un cadete militar al pasar revista. ‘Me he olvidado de tomar mis siete huevos crudos, ¿mi voz sonará bien?’ Jeong Il-Hun tenía muy pocas inquietudes en la vida, pero la llamada de su amada le estaba haciendo tener un ataque de ansiedad. - Saludos, Señor Il-Hun. A través del teléfono podía escuchar la voz armoniosa de una mujer. ‘No es su voz.’ – pensó Jeong frunciendo el ceño. Se suponía que su voz iba a tener un fuerte sonido nasal, parecida a la de un hombre, una voz ronca. Su voz no iba a sonar así. - No quiero ninguna tarjeta de crédito, no quiero ningún préstamo telefónico, no quiero suscribirme a ninguna tarifa de internet. Por favor, cuelgue. Necesito usar el teléfono urgentemente. – dijo Jeong con un tono de voz áspero. Para un solterón como él, cuando llegaba una llamada telefónica necesitaba estar preparado para dar una buena impresión. Además, cuando le llamaban, ¡siempre era para tratar de venderle algo! Pero esta vez estaba equivocado. - ¿Tienes un día ocupado señor Il-Hun? Te dije que te iba a llamar a esta hora… Siento molestarte, te vuelvo a llamar mañana. - ¡Ah! ¡Espera! ¿Eres Seechwi? - Sí, correcto. Podía oír una risa ligera que provenía del auricular mientras respondía. Cuando hablaba con el orco Seechwi siempre estaba incómodo; además, como esa era su raza en Royal Road, sería obvio que su voz en la vida real sonara diferente. Era una característica del juego que los orcos sonaran con una voz rancia y espesa, al igual que siempre añadían un chwichwik. Por ello, Jeong Il-Hun había confundido su voz con la de una comercial, no se había percatado de la realidad. ‘Su voz por teléfono suena muy bonita, seguro que también ha comido un montón de huevos crudos.’ Sin embargo, después de recibir la primera llamada de una chica, Jeong estaba en una nube. ¡Mantuvo más de cinco minutos de charla! A pesar de que podía sostener una pesada espada de metal con una mano, sostenía el auricular con las dos manos, como si fuera la experiencia más intensa que había tenido que soportar en su vida. Cuando estaba al teléfono, siempre iba al grano, sobre todo cuando hablaba con sus pupilos; rara vez decía más de siete silabas: ‘Ven’, ‘¡Vámonos!’, ‘Seguid así’, ‘¡Conseguidlo!’, ‘Cerrad las puertas’, ‘Comamos’. Siempre respondía con frases cortas y concisas, y este era el momento más emocionante que había pasado al lado de un teléfono. Aunque solo hablaron de pequeñas historias ocurridas en Royal Road o sobre qué habían desayunado por la mañana, servía para ponerse al día, por lo que estaba muy feliz. ‘Tengo 300 minutos gratis al mes, puedo ver por qué este es uno de los servicios más populares.’ La llamada tenía que terminar. Ya había conseguido escuchar su dulce voz, pero ahora, con su corazón lleno de alegría, se le hacía difícil encontrar temas de conversación. No sabía de qué hablar. ‘Hemos hablado sobre el tiempo, criticado a los políticos, comentado historias militares, ¡incluso hemos charlado de fútbol! Ya no sé de qué hablar.’ Ya había superado todos los temas que había preparado de antemano, era el momento de terminar la conversación y dejarlo para otro día. Además, sabiendo que podían hablar en cualquier momento, no tenía ninguna necesidad de ser impaciente. - Bueno, Seechwi, ha sido un honor poder hablar contigo. - Para mí también, ha sido un placer poder escuchar la voz de Il-Hun. - Este invento está bien, aunque estaría mejor poder conocerte en persona. – respondió Jeong de forma inconsciente. Para su sorpresa, ella estaba de acuerdo. - Claro, me parece bien. - ¿De verdad? Jeong tomó una respiración profunda al escuchar sus palabras. Era algo tan increíble que desearía escucharlo decenas de miles de veces. - Quedemos mañana al mediodía, será nuestra primera cita… Estoy deseando que llegue. Haré kimbap y lo comeremos juntos. ¿Te parece bien que nos veamos en el Dojo? - K… ¿Kimbap? - Sí, ¿no te gusta? - N…n…n…no, ¡no señora! Me encanta el kimbap. ¡Estoy deseando que llegue ese momento! Si por cualquier motivo llegas tarde, no te preocupes. ¡Estaré esperando pase lo que pase! – gritó Jeong Il-Hun al teléfono. La llamada terminó. “……” Jeong se sentó en estado catatónico. Necesitaba un rato largo para poder aclarar su mente. Mientras tanto, los otros Instructores y una gran cantidad de estudiantes se acercaron hasta él. ¡Eran Choe Jeong-Beom, Ma Sang-Beom y Lee Hye-Yeon! Aunque no eran violentos, se trataba de hombres fornidos que podían catalogarse como monstruos entre la especie humana. A pesar de que los había visto entrar en la sala, le llevó un rato ser capaz de oírlos. Se notaba como dentro de un sueño. “¡Hermano!” “¿Ha ido bien la llamada con Seechwi?” Cuando escuchó sus preguntas, Jeong Il-Hun asintió con la cabeza. “Sí, ha ido bien. Mañana va a venir con kimbap.” “¡Uaah!” “K… Kimbap…” La reacción de los estudiantes fue increíble, solo Lee Hye-Yeon mantuvo la calma. “¿Quieres decir que va a comprar kimbap o que va a hacerlo ella misma?” “Lo último. También me dijo que les pondría atún.” “¡Incluso llevarán atún!” Todos en el Dojo tenían envidia de Jeong Il-Hun.
* * *
¡El final del quinto piso! ¡Ding!

Has completado la Torre de los Héroes.
Aumenta el [Carisma] en 10 puntos.
Aumenta la [Fuerza] en 15 puntos.
Aumenta el [Espíritu de Lucha] en 60 puntos.
Por ser capaz de alcanzar la cima de la torre, ganas experiencia adicional.

Has subido de nivel.
Has subido de nivel.
Una mejora de estadísticas, junto con una subida de dos niveles; con esto volvía a llegar al nivel 356. Weed decidió poner todos los puntos de estadísticas en [Agilidad]. Al pasar por el quinto piso, había estabilizado su habilidad con el [Filo Heraim], alcanzando el nivel Intermedio – 5. Haber podido combatir contra un número indefinido de caballeros fantasmales le había ayudado a mejorar considerablemente su conocimiento de la habilidad. Solo al final, una vez que la batalla había terminado, se dio cuenta de que su espada tenía una durabilidad del 23%. Había estado tan centrado en la pelea contra los caballeros fantasmales que no se había dado cuenta de que había disminuido tanto. “Hemos perdido contra un gran guerrero.” “Nuestra misión ha terminado.” No querían seguir recibiendo golpes de Weed y tener que revivir una y otra vez. Por norma general, los espectros eran espíritus atormentados por toda la eternidad, sus mentes ya estaban exhaustas; y ahora, encima habían pisoteado su orgullo y su confianza en la pelea contra Weed. Después de todo el desgaste que sufrieron sus armas en el cuarto y quinto piso, Weed decidió repararlos y descansar hasta estar en perfecto estado antes de subir por las escaleras. ‘Algo grande debe haber ahí arriba.’ – pensó Weed, negándose a tener miedo. No le cabía ninguna duda que el sexto piso de la Torre de los Héroes tenía que ser muy difícil, por lo que tomó varias respiraciones profundas para calmar su corazón. Cuando subió al sexto piso, su expectativa de encontrarse otro piso lleno de monstruos quedó en nada, solo había una mesa redonda en el centro de la sala, con un montón de libros sobre ella.
‘Caballero’ ‘Explorador’ ‘Soldado.’ ‘Campeón’ ‘Guerrero’ ‘Paladín’ ‘Sacerdote’ ‘Arquero’ ‘Guardabosques’ ‘Cazador’ ‘Ladrón’
Había un total de once libros que emitían un brillo dorado. “Qué poca información.” Weed supuso que debía seleccionar un libro. Si hubiese tenido la clase ladrón o alguna habilidad de observación, podría haber intentado ‘investigarlos’ para saber si había alguna trampa oculta o tener una idea acerca de qué iban los libros. Ese era uno de los privilegios de ser un explorador. Pero la clase de escultor no contaba con ninguna habilidad de ese estilo, y para un caballero esqueleto, su clase actual, menos. “Da igual la que escoja.” Weed meditó durante un momento, y luego abrió el libro del caballero. Le atraían los libros de las clases de ladrón y cazador pero, al final, como era un caballero esqueleto, cogió el libro correspondiente. Desde lejos, parecía como si un esqueleto estaba leyendo un libro en una clase de economía. Esto fue lo que Weed pudo leer:

La era de la Gran Guerra. Los Reyes hicieron de las guerras una competencia. Su ansia por la expansión de los Reinos Humanos hizo que los orcos, los elfos, los demonios y los enanos peleasen hasta su último aliento. En todas las fronteras, horribles monstruos hicieron que la vida en el Continente fuera cada vez peor. Una gran cantidad de gobernantes incompetentes y de nobles corruptos permitieron que una inmensa cantidad de monstruos llegaran y que multitud de vidas terminasen como cuerpos putrefactos esparcidos por los caminos. El destino de los seres humanos y de los monstruos fue puesto en juego durante la batalla en las Llanuras Jaksen, en el Reino de Beuromba hace 102 años.
Entonces, de repente, mientras leía el libro, el área a su alrededor fue envuelta por una luz. “¡Matadlos!” “¡Malditos bastardos! ¡Matad a esa basura del reino de Beuromba!” “¡Guerreros del Reino de Mapon! ¡A por la victoria!” “¡Por la gloria del Rey!” Weed despertó en un lugar lleno de ruidos. No solo eso, estaba en un lugar totalmente caótico. Dragones volaban por los cielos mientras lanzaban su aliento hacia suelo, mientras que desde la distancia, arqueros y magos realizaban poderosos ataques. ¡Era un campo de batalla gigantesco! Weed había aparecido donde una batalla gigantesca estaba teniendo lugar. “¡Rocaaaas!” “¡Que vieneeeeen!” A lo lejos se escuchaba cómo enormes rocas caían sobre los soldados. Había enormes ciclopes agarrando piedras desde el suelo y lanzándolas tan lejos como podían. Weed pensó que estaba situado en una mala posición. ¡Fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiu! ¡Brooooooooooooom! Una piedra voló por los cielos rasgando el viento, aterrizando en el suelo y rompiéndose en pedazos. Lo soldados y caballeros desafortunados que se encontraron en su trayectoria gritaron desolados. “¡Socorro!” Los comandantes se mantuvieron en su posición, inmutables. “¡Los soldados de Beuromba deben morir con honor!” “¡No os dejéis matar de cualquier manera!” Los soldados peleaban entre ellos, seres humanos contra seres humanos. Al mismo tiempo, resistían los ataques de los magos y veían cómo una enorme legión de monstruos avanzaba hacia ellos desde la distancia. ¡Tacatoc tacatoc! De repente, apareció un caballo blanco al lado de Weed. A pesar de que no era capaz de volar como un pegaso, todavía se trataba de un caballo grande y musculoso. Sin previo aviso, el caballo le dio un lengüetazo al cráneo de Weed. ¡Chaaaaap! Su cráneo estaba chorreando baba de caballo como si se hubiera aplicado un protector solar. El caballo blanco mostraba signos de afecto hacia Weed, que estaba estupefacto. ‘Estaba leyendo el libro del caballero en el último piso de la Torre de los Héroes… y entonces he aparecido aquí; esto debe ser la Llanura Jaksen, donde se desarrolló el conflicto de Palrangka.’ Se encontraba en una de las batallas más sangrientas que habían tenido lugar en el Continente de Versalles: ¡el Conflicto de Palrangka! Sobre las Llanuras Jaksen, siete poderosos reinos habían luchado hasta la extenuación, sobre todo los reinos de Beuromba y Mapon, que lucharon como si quisieran devorarse unos a otros. En el punto culmen de la batalla entre humanos, apareció un enorme ejército de monstruos, atraídos por el olor a sangre desde una enorme distancia para sumarse al conflicto. Además, otras especies también estaban involucradas; tanto elfos como bárbaros que no querían perder más ciudades llegaron hasta las llanuras. Musculosos bárbaros oscilaban sus espadas, mientras que los elfos lanzaban una andanada de flechas tras otra. Pero finalmente fueron atacados por la retaguardia por una gran cantidad de monstruos que se reunían en las llanuras como si fuesen nubes. Todo fue un caos. Cada raza, con sus banderas en alto, peleaba contra todos los demás intentando sobrevivir. En medio del campo de batalla, de pie, se encontraba Weed y, para empeorar las cosas, había una chica montada en un caballo blanco que le había babeado la cara; era una chica mucho más hermosa que las que había conocido en Morata. “Mi Caballero, yo confío en ti. Por favor, llévame hasta un lugar seguro.” – dijo la chica abriendo sus labios rojos mientras miraba con delicadeza a Weed. ¡Ding!

Nueva misión: [La solicitud de la Princesa Remy].
Se trata de la primera Princesa de un pequeño país fronterizo, Isran, de 80.000 habitantes.
Dificultad: Heroica.
Recompensas:
Puedes experimentar un combate histórico.
Puedes convertirte en el héroe de la historia.
Restricciones:
Una vez ganes el favor de la Princesa, no puedes negarte.
Weed estaba indeciso. ‘¿Qué debería hacer?’ Weed había recibido gran cantidad de misiones que parecían imposibles, pero que poco después podía ver alguna salida al problema. “Para mí, no hay nadie más que mi Caballero. Incluso ahora que está maldecido y parece un extraño, sé que puedo contar con él. Sé que mi caballero me ayudará.” – dijo la Princesa Remy con sus labios rojos al ver que Weed se mantenía en silencio.

Has aceptado la misión.
¡Estaba sin opciones! La búsqueda acababa de aceptarse sola. A veces estos casos ocurrían. Cuando te encontrabas con una frágil mujer, con una mujer de la nobleza o con alguna sacerdotisa, no podías rechazar sus peticiones de ayuda. ¡Era una característica de los caballeros! ‘¡Terribleeeeeeeee!’ Weed sintió un escalofrío que recorría su espina vertebral cuando observó su alrededor inundado de monstruos, humanos, elfos y bárbaros. Una de las batallas más brutales de la historia: ¡el Conflicto de Palrangka! Tenía que salvar a la Princesa. ¡Una belleza montada en un caballo blanco con enemigos por todas partes! Esto encajaba perfectamente en el romance de un caballero. Incluso había dragones escupiendo fuego. Además, parecía que los soldados humanos estaban rondando el nivel 300 cuando menos, se trataba de unos enemigos formidables. Los seres de la Edad de los Conflictos eran soldados de alto nivel. Por no hablar de los bárbaros, los elfos y los diversos monstruos que iban desde niveles bajos hasta grandes monstruos gigantes de niveles elevados. Muchos de ellos, si no eran como el Lich Shire, estaban cerca del nivel de un Señor vampiro. Y aún había que sumarle las grandes explosiones mágicas y las enormes rocas volando por el campo de batalla aplastando todo lo que se encontraban. Debía luchar solo y sobrevivir mientras escoltaba a la Princesa a lomos de un caballo blanco atravesando un enorme campo de batalla.