domingo, 22 de mayo de 2016

Volumen 11 Capítulo 7

Volumen 11 Capítulo 7
Carta de un vampiro
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AM y Tars

Todium, capital del Reino de los Vampiros. Cuando Weed y su grupo llegaron a su destino, lo primero que vieron fue un montón de torres que se alzaban contra el cielo, así como un gran cementerio lleno de lápidas y túmulos funerarios deteriorados. Todo estaba rodeado de montañas. “Ah, así que esto es Todium.” “Hay un montón de mansiones que casi parecen castillos.” “Menuda cantidad de tumbas.” La energía que fluía desde Todium daba escalofríos; no se trataba del viento frío, sino de la sensación que daba entrar en este lugar desconocido. Una densa niebla abarcaba la zona, impidiendo ver el horizonte.

Has sido el primero en descubrir la capital del Reino Vampiro, Todium.
Si se informa a un miembro de la aristocracia o de la realeza del Continente de Versalles, tendrás una recompensa adicional.
Recompensas:
Aumenta la [Fama] en 820 puntos.
Por descubrir una zona inexplorada, las ganancias en toda la región serán el doble durante una semana.
¡Todium! El lugar al que Tori había prometido llevarlos. Weed avanzó lentamente, fingiendo estar tranquilo, aunque no lo conseguía. ‘No me puedo relajar, con mi suerte pasará una desgracia.’ Llegar hasta aquí le había parecido demasiado fácil; Weed estaba cada vez más alerta. ‘Siempre está todo tranquilo antes de que aparezca un peligro, tengo que estar atento a cualquier cosa.’ Estaba pensando acerca de cómo poder compensar la gran dificultad que tenían las misiones y así ser capaces de ahorrar energías. En vista de las misiones del pueblo anterior, tenía grandes expectativas. ¡No quería encontrarse con alguien que le pegara un golpe en la cabeza a traición! En cuanto ocurriese eso, no se podría hacer nada y todo habría terminado. Suele ocurrir ese tipo de misiones que a primera vista parecen tentadoras pero al final conducen hacia la muerte. La primera misión que habían aceptado en Seirun, era una misión de rango ‘B’, y solo era la primera ciudad, por lo que las misiones en Todium deberían ser mucho mas complicadas. ‘Esto parece el principio de una misión, pero aún no hay de qué preocuparse.’ Todas las majestuosas mansiones estaban unidas entre sí formando una enorme ciudadela, pero no se veía nada. No había rastro de seres vivos, ni siquiera de murciélagos observando desde esa fortaleza gigante. Todium era una enorme estructura amenazante. Cerca de la puerta, Weed encontró varios trozos de madera en los que había algo escrito con una caligrafía extremadamente cuidada.

Yo, ............................................... , honraré al virtuoso vampiro Rideureun.
“..................” – a Weed le desconcertaban esos puntos suspensivos, pero continuó leyendo.

Bebíamos sangre tres veces al día y nos acostábamos al despuntar el sol para dormir.
Para nosotros, Todium era un lugar agradable.
Al llegar el ocaso, nos despertábamos dentro de nuestro ataúd, nos estirábamos, y nos convertíamos en murciélago para volar alrededor de la ciudad.
Los grandes banquetes del Palacio de Sangre eran un gran ejemplo de cuánto nos gusta el lujo.
Los seres humanos que nos rodeaban habían sido condenados a la esclavitud, trabajando para nosotros como ganado, ya que ordeñábamos su sangre.
¿No era todo maravilloso?
Gracias a su sacrificio, nos manteníamos lejos de la Muerte.
Cada día que pasaba, Todium era más sombría, y la Oscuridad se volvía más poderosa, al igual que nuestra fuerza.
Pero, con el aumento del poder de la Oscuridad, nuestros enemigos también están despertando de su letargo.
Pegasos volando por el cielo y unicornios de aura pura, han atacado simultáneamente nuestra querida Todium.
Gracias a su aura divina, no se han visto afectados por nuestros poderes de las tinieblas. Aunque somos amantes de la paz, no nos ha quedado otra solución que luchar.
¿Es esa la razón del odio entre los unicornios y los vampiros?
No, la razón es mucho más antigua.
Rápidamente, Weed echó un vistazo al resto de tablillas de madera. La larga narración de por qué los vampiros y los unicornios se profesaban un profundo odio se extendía por un total de siete tablillas distintas. Eran tonterías, que iban desde que los unicornios secuestraban a jóvenes vampiresas vírgenes, hasta el robo de oro o joyas.

Para los vampiros, el enfrentamiento contra los pegasos y los unicornios fue muy complicado.
Al contrario que los humanos, no éramos suficientes como para poder oponernos a ellos.
Después de un día, Todium fue ocupado.
Pero esta no fue la única miseria que cayó sobre nuestra familia. Con el poder de la Oscuridad en declive, los humanos que habitaban estas tierras antiguamente volvieron sin perder el tiempo.
Debido a su antiguo domino, construyeron una torre en el centro de la ciudadela: la Torre de los Héroes.
Es necesario destruir dicho lugar para recuperar nuestro orgullo como vampiros. Si esto no se pudiera conseguir, por lo menos se debe mermar el poder de unicornios y pegasos tanto como sea posible.
Solo poseemos monedas de los clanes vampiros; si tienes éxito, prometemos otorgar una recompensa acorde con la tarea.
¡Ding!

Nueva misión: [Solicitud de un vampiro desconocido].
Has encontrado las palabras dejadas tiempo atrás por un vampiro de Todium.
Por culpa del ataque de los unicornios y los pegasos, los vampiros están escondidos y no quieren salir. Aunque no conoces la naturaleza de los vampiros, no es mala idea ayudarlos.
Dentro de la sala del tesoro del clan vampiro, en una perla, está atrapada el alma de Koldeurim. Si la perla es destruida, su alma conseguirá la libertad.
Si deseas salvar a Todium, escribe tu nombre en la tablilla.
Dificultad: ‘A’.
Recompensas:
Se obtendrá un arma de nivel superior a 400. El arma puede seleccionarse de la sala del tesoro.
Liberación de Koldeurim.
Restricciones:
La muerte dará como resultado el transporte al Continente de Versalles. Si eso ocurre, la misión fracasará.
¡Una solicitud de misión de grado ‘A’!

Información adicional: ‘La liberación de Koldeurim.’
Koldeurim era un caballero del Reino Kallamore hace más de 30 años.
Era el héroe del Reino, quien había ganado innumerables batallas contra el Reino del Cielo. Sus caballeros eran imparables, y sus soldados luchaban como si fueran un solo cuerpo. Pero, finalmente y debido a una conspiración, fue dado por muerto.
Pero todo fue un mero engaño.
En realidad, el Reino del Cielo instigó su rapto con la ayuda de los vampiros, pero no tuvieron éxito. Al final, los vampiros usaron el encanto de su Reina para seducirlo y conseguir que bajara la guardia.
Cuando se quedó sin aliados, su alma fue sellada dentro de una perla.
Si se liberase el alma de Koldeurim, éste resucitará en el Continente de Versalles y la guerra inacabada entre el Reino Kallamore y el Reino del Cielo estallará una vez más.
Si lo liberas, ganarás 23.000 puntos de contribución en el Reino Kallamore y se desatará una guerra a gran escala.
“¡Uaaaaaaa!” “¡No me lo puedo creer! Es una misión muy difícil.” “¡Pegasos! Son de nivel 420, y los unicornios tienen todavía más nivel.” “Y encima pueden volar por el cielo, no podemos aceptar esto.” Esta era la primera vez que el grupo se encontraba una misión de nivel ‘A’ y todos estaban asustados. Sin embargo, Geomchi y los demás Instructores tenían una mentalidad diferente. “Geomchi2.” “¿Maestro?” “¿Esos unicornios y pegasos son fuertes?” “Su poder es legendario.” “¿Mayor que el mío?” – preguntó Geomchi. “¿Más que el del Maestro? Imposible.” La adulación era la mejor forma de manejar este tema, sobre todo cuando algo que podía crear un enorme agujero en el pecho se encontraba junto a uno. “Todo el mundo sabe que el Maestro es el mejor de todo el universo.” – respondió Geomchi3 rápidamente. Normalmente, la buena disposición de Geomchi y los Instructores para combatir podía parecer espeluznante. Se habían mantenido en estado de relax durante los diez días de viaje, por lo que todos se morían por una pelea. El resto de geomchis también estaban a favor de la solicitud. “¿Por qué os preocupáis? ¿No os apetece matar bichos fuertes?” “¡Claro! ¿No os morís por tener la oportunidad de ver algo tan poco común como un pegaso?” “Creo que deberíamos buscar información en el foro de Royal Road, así podremos saber cómo luchar contra ellos.” “Bueno, ¡algo se le ocurrirá a Weed!” No tenían ningún ‘Plan B’, estaban seguros de que la situación se resolvería sola, así que no se preocupaban. ‘Exacto, a Weed se le ve tranquilo.’ ‘Es Weed, podemos confiar en su juicio.’ Todo el grupo puso su atención en Weed. Hasta ahora habían puesto su fe en él a la hora de tomar las mejores decisiones. De hecho, esta solicitud de misión no tenía demasiado sentido. Los pegasos y unicornios podían usar magia relacionada con la Naturaleza, se movían rápido e incluso podían volar; si a eso se le sumaba su nivel, eran un oponente imposible. Además, estaba el problema de que no eran uno o dos, sino toda una manada de monstruos. ‘Olvídalo.’ ‘Sería más fácil suicidarse.’ Haciendo caso omiso de las miradas de sus compañeros, los ojos de Weed se mantenían fijos en la recompensa: “Un objeto de la sala del tesoro y la liberación de Koldeurim.” La sala del tesoro podía contener objetos desconocidos, y la recompensa de una misión de grado ‘A’ no iba a ser poca cosa. El Arco de un Alto Elfo, el Brazalete de Baharan, o la oportunidad de convertirse en Conde de Morata habían sido recompensas al completar una misión de tal nivel. La liberación de Koldeurim tendría que ser una recompensa enorme. “Ganar 23.000 puntos de contribución es tremendo.” Estos puntos podían intercambiarse por artículos, incluso podían usarse para alquilar soldados. También podían ser útiles en la compra de edificios y, aunque en el caso de Weed no era necesario, se podían usar para aumentar la [Fama] u obtener un título nobiliario. “Es un premio en sí mismo encontrar una misión de nivel ‘A’ con estas recompensas.” Ante tales posibles ganancias, Weed no podía ni pensar. “Voy a aceptar esta misión.” – dijo Weed sacando el cuchillo de tallar y grabando su nombre en la tablilla.

Has aceptado la misión.
“¡Ah!” “¡Weed!” Todos gritaron sorprendidos. No importaba qué tan poco razonable fuera la búsqueda, Weed la había aceptado fácilmente. Sin dudar, Weed siguió grabando el nombre de los demás en la tablilla. Pale, Maylon, Surka, Irene, Romuna…

Pale ha aceptado la misión.

Maylon ha aceptado la misión.

...
Cada vez que Weed grababa un nombre en la tablilla, aparecía un nuevo mensaje. Como líder del grupo, cada vez que escribía un nombre la persona aceptaba automáticamente la búsqueda. “¡Adelante!” “¡Una pelea!” Los geomchis estaban alegres. “Weed, ¿tienes algún plan para enfrentarte a los pegasos y unicornios?” – preguntó un desconfiado Pale. “No, voy a pensar en uno…” “Entonces, ¿por qué has aceptado la misión?” “¿Por qué no íbamos a hacerlo una vez que hemos llegado hasta aquí?” Si no aceptaban la misión, tendrían que volver hasta Seirun. ¡Ir y volver supondrían veinte días! La cuota mensual de Royal Road era cara y esa era un cosa que Weed no podía derrochar. “Respetamos tu juicio, Weed. Pero, ¿por qué has escrito nuestros nombres?” “No quiero morir solo…” “……” ‘La piel de los pegasos y de los unicornios se puede usar para objetos de alta calidad; de paso, podré subir el nivel de competencia en [Sastrería] de forma espectacular y también podré vender los productos por mucho dinero.’ – calculaba Weed en su cabeza. Además, las pieles no serían el único material a conseguir. El cuerno de los unicornios tenía propiedades mágicas y se podía usar para fabricar excelentes varitas; ¡y las varitas mágicas eran una de las armas más caras! No solo mejoraría las habilidades de [Herrería] y [Sastrería], sino que los objetos fabricados se venderían magníficamente… era una oportunidad que no podía desaprovecharse. La liberación de Koldeurim y el objeto de la sala del tesoro eran importantes, pero también podría conseguir tesoros a medida que fuera salvando a los vampiros. Entonces apareció otra ventana. ¡Ding!

Nueva misión: [La Torre de los Héroes].
Después de la guerra, las tribus de los Heraim construyeron Torres de los Héroes por todo el Continente de Versalles.
Llegaron a construir doce torres de cinco plantas cada una, aunque nadie sabe la razón.
Al final, estas torres fueron conocidas como ‘Los Centros de Formación Intermedios.’
Si consigues subir a la tercera planta o más, podrás conseguir los poderes y habilidades de los Heraim.
Dificultad: ‘Desconocida’.
Recompensa:
En cada nivel, el pueblo de Heraim ha preparado premios especiales.
Restricciones:
Tienes que aceptar la misión de uno de los vampiros de Todium.
Para poder entrar en la torre, debes haber completado con éxito el programa del Centro de Entrenamiento Básico y del Centro de Entrenamiento para Principiantes.
Había surgido otro motivo por el que realizar la misión de los vampiros, una segunda misión. Muchos jugadores estaban desesperados buscando el Centro de Entrenamiento Intermedio, y al final resultaba que se encontraba dentro de las Torres de los Héroes en el Continente de Versalles. Y todo había surgido gracias a una misión. ‘Al menos tengo que llegar al tercer piso.’ ¡Una dificultad desconocida! La dificultad del Centro de Entrenamiento Básico era bastante alta; para superarla, tuvo que echar mano de un montón de paciencia mientras se enfrentaba, sin descanso, a un gran número de oponentes en medio de una oscuridad total. Aquellos que no poseían ningún sentido de combate jamás serían capaces de superarla. De hecho, aunque Weed lo había logrado en su día, por aquel entonces sólo 400 jugadores en todo el Continente de Versalles habían completado con éxito el entrenamiento. ‘Supongo que ya lo habrá conseguido más gente.’ Los geomchis también habían superado el programa del Centro de Entrenamiento Básico gracias a sus artes marciales. Debido a que la ubicación de los Centros de Entrenamiento Básico ya no eran un secreto, muchos otros jugadores habían tratado de superarlos y, aunque muchos habían fracasado, ya existían más de 3.000 jugadores que habían superado la prueba. Sin embargo, el número de personas que habían superado el Centro de Entrenamiento Intermedio, no superaba los 150. Si se finalizaba con éxito el programa de ambos centros de entrenamiento, era posible conseguir nuevas habilidades o aumentar el poder de las que ya se conocía. “Voy a infiltrarme en Todium, así podre dibujar un mapa con las diferentes localizaciones de los unicornios y de los pegasos, además intentaré averiguar de sus debilidades.” – dijo Weed tomando una decisión. “¡No!” “¡Es un suicidio!” El grupo intentaba desanimarlo, pero Weed era muy terco. “Necesitamos información si queremos entrar en Todium, así que alguien tiene que hacerlo.” “Si es por eso, iré contigo.” – dijo Pale. “Hermano, lo lamentaré si te dejo hacer esto solo.” – dijo Zephyr ofreciendo su ayuda. “Os necesito aquí. Pale tienes que proteger al grupo.” – dijo Weed negando con la cabeza. “¿Sí?” “Las habilidades del arquero son esenciales para detectar monstruos errantes.” Pale no podía negarlo, era la característica básica de los arqueros. La seguridad dependía en gran medida de su poder. Aunque los arqueros poseían una [Defensa] débil y baja [Vitalidad] para resistir los golpes de los oponentes, eran especialistas en pelear contra monstruos voladores. “Si es así, iré contigo.” – dijo Hwaryeong sonriendo débilmente. “Hwaryeong, tampoco puedes venir. Sería peligroso si nos encontramos con un unicornio en el momento menos indicado y puede que no sea capaz de protegerte.” “Si Weed y yo vamos juntos podemos superar cualquier dificultad.” “Cuantas más personas seamos, más probable es que nos detecten. Así que voy a hacer esto solo.” “¿Estarás bien?” “No es la primera vez que voy de explorador.” Hwaryeong no estaba contenta y no podía ocultar su preocupación. “¿Cuándo vas a regresar?” “Tardaré un poco; seguramente un día, quizá dos.” “¿Sí? ¿Tanto tiempo?” “Es una ciudad enorme, comprobarlo todo llevará tiempo.” “¿Por qué no exploras solo cerca de la entrada?” “Esto no es algo que se pueda hacer en un día. Además hay que identificar las zonas por las que se mueven los monstruos. Hay que explorar Todium al completo.” El objetivo de Weed era una exploración minuciosa. Era necesario explorar Todium y saber la ubicación y el número de enemigos. Además, tenía que buscar la ruta más segura para avanzar por la ciudad. Si no hubiera aceptado la misión, realmente no tendría importancia pero, ya que la habían aceptado, debían hacer todo lo posible para tener éxito y no avanzar a ciegas por la ciudad. “Hermano, ¿quieres usar mi cuaderno de dibujo?” – dijo Yurin sacando su propio cuaderno. “¿Eh?” “Para marcar la posición de los monstruos o las ubicaciones de las trampas, así te será más fácil recordarlos.” “¡Ah!” ¡Eso tenía sentido! La capacidad de crear mapas era una de las habilidades básicas de exploradores y pintores. Los exploradores eran capaces de crear mapas ubicando de forma exacta las coordenadas de los monstruos y de las trampas, detallando en una lista toda la información de una mazmorra. Aun así, su habilidad palidecía en comparación con las precisas ilustraciones de un pintor. “No sé dibujar.” “Yo te enseñaré; aprenderás rápidamente.” El proceso de aprendizaje de esta habilidad consistía simplemente en dibujar una manzana. Dado que la [Sabiduría] y la [Destreza] de Weed eran bastante elevadas, debería aprender fácilmente. Mientras dibujaba, Hwaryeong e Irene no ocultaban su entusiasmo. “Como esculpe tan bien, debería aprender a dibujar en cuestión de minutos.” “¿Puede crear cualquier tipo de obra de arte? Era de esperar de Weed.” Pero, al contrario de las expectativas, el dibujo de Weed era difícil de interpretar. ¡Parecía que una rata había estado mordiendo la manzana! ¡Se parecía más a un melón alargado! Volvió a dibujar la manzana una y otra vez, ya que el arte requería tiempo. Pero no dejaba de cometer errores. Para ser capaz de hacer un dibujo, solo se necesita un cuaderno y un lápiz. Además, si se quería colorear la imagen, eran necesarios pinturas o lápices de colores. Pero Weed jamás había tenido ninguno de esos materiales, por lo que nunca había dibujado antes. Desde el principio, su ‘talento’ para esculpir había sido creado a base de esfuerzo y trabajo duro, en lugar de haber nacido con él. Para mejorar su dominio con la habilidad, había continuado tallando una y otra vez. Y, por ello, cada pieza de su trabajo fue siendo cada vez mejor… y gracias a eso pudo, ¡aumentar su precio de venta! Sin perder la concentración, continuó trabajando en la imagen y, poco a poco, fue consciente de los defectos, por lo que cada dibujo era mejor que el anterior. Cada vez era más fácil para Weed realizar el dibujo, pero aun así cometía muchos errores. Nunca había aprendido a pintar, y había una muy buena razón para ello. ¡Ding!

El dibujo realizado es aberrante.
Sin embargo, gracias al elevado valor en [Destreza] y [Arte], se cumplen los requisitos para la adquisición de la habilidad.

Has aprendido la habilidad de [Dibujar].

Has aprendido la habilidad de [Pintar].
Acaba a de aprender las dos habilidades básicas del pintor. De hecho, la habilidad de [Pintar] era muy útil ya que con ella podía crear distintos colores y usarlos para recubrir las esculturas. Weed podía haber aprendido estas habilidades en el gremio de escultores, pero nunca lo había hecho. La razón era simple: ‘¡Los materiales para pintar son carísimos!’ El espíritu tacaño de Weed le impedía pagar por una habilidad. Aunque, siendo sinceros, era difícil determinar si la habilidad de [Pintar] era buena para la escultura, dado que su valor artístico podía aumentar o disminuir. La razón era que los materiales de fabricación y de coloración podían ser distintos… o que la habilidad de [Pintar] fuera demasiado baja en comparación con la de [Esculpir]. Por esto, a veces era mejor no tocar la escultura una vez completada. “Como hay posibilidad de que muera, le contaré a Yurin lo que encuentre para que os informe. Si vuestro nivel no es el adecuado para realizar la misión, tendréis que subirlo. Bueno, me voy.” – dijo Weed después de devolver el cuaderno y el lápiz a Yurin. Weed se puso de pie y, mirando hacia delante, cruzó la puerta de Todium. “¡Uf! Espero que tenga éxito.” – suspiró Hwaryeong después de desaparecer de su vista. Su corazón estaba lleno de ansiedades y de inseguridades; era muy peligroso aventurarse solo en la búsqueda de unicornios y pegasos. Sin embargo, era el único que podía hacerlo. “Este discípulo crece bien.” – dijo Geomchi hinchándose de orgullo. El objetivo de Weed era explorar a fondo la ciudad, y nadie sabía lo que iba a tardar. En lugar de perder el tiempo, Geomchi2 sacó su espada y se puso a practicar; Zephyr lanzó su caña a un río cercano; mientras, Pale y Maylon cazaron conejos y aves. Cuando entraran en Todium, la comida sería una necesidad.
* * *
Weed caminó hacia Todium a paso rápido y sin miedo. Pero, en el momento en que cruzó la puerta, su actitud dio un giro de 180 grados. ¡Andaba a gatas! Era la mejor opción ahora que sus compañeros no podían verlo. ‘No me pueden detectar.’ Si se encontraba con un unicornio o con un pegaso solitario, lucharía; pero si aparecían más, el asunto sería muy diferente. Weed colocó las manos y la espada contra el suelo y se arrastró lentamente. Se veía patético, pero no le importaba. “La supervivencia es lo primero. En palabras de Confucio: ‘En todas la épocas, el hombre ha sido un maestro sobreviviendo entre el resto de seres; existe una razón por la que las ratas y las cucarachas no mueren aplastadas por una rueda’.” Así que, en lugar de aplicar esa cita e imitar a los seres humanos, Weed decidió aprender de las ratas y las cucarachas. ¡Era mejor que lamentarse una vez muerto! ¡Ding!

La habilidad [Carrera Cuadrúpeda] está disponible en la postura actual.
¿Quieres usar la habilidad?
(Sí/No)
Weed estaba utilizando una postura que daba lugar a usar una de sus hablidades. “Activar.” – dijo Weed tranquilamente. De repente, la velocidad de Weed se vio aumentada. ¡Plas, plas, plas! Como una cucaracha, Weed avanzó rápidamente por las calles con gesto emocionado; estaba exultante. ¡No había nadie que pudiera igualar la velocidad de exploración de Weed! ‘Soy el mejor.’ – pensó Weed henchido de orgullo. Todium era una ciudad enorme, básicamente estaba repleto de decenas de castillos como el de Serabourg, todos juntos. ¡Reconocimiento básico completado! Con su cuerpo prácticamente a ras de suelo, lo fue observando todo mientras avanzaba. Situados cerca de la torre más alta, había pegasos volando y unicornios plateados. La situación era similar a cuando se había infiltrado en Morata para tratar con los vampiros de Tori, salvo por el método de movimiento utilizado. Los vampiros caminaban lentamente por el suelo, y la mayor parte de ellos se encontraban en su forma humana, por lo que era fácil evitarlos. Aunque si olían una sola gota de sangre llegarían en masa. Sin embargo, la velocidad de los unicornios y de los pegasos era mucho más elevada. Sus colas y crines ondeaban mientras corrían a través de Todium. Incluso, de vez en cuando, alguno desplegaba sus alas y se elevaba hacia el cielo. Weed se ocultó tanto como pudo dentro de un callejón mientras una manada de más de diez pegasos pasaba cerca, galopando. ¡Tatoc, tatoc, tatoc! El cuerpo de Weed se sacudió. Los pegasos tenían casi tres metros de largo y eran tan grandes como un troll. ‘Esta misión no es fácil.’ Aunque esto ya lo había sospechado debido al grado de la misión. No tenía que tratar únicamente con sus habilidades divinas, sino que también poseían las habilidades de los animales voladores. Mientras se movieran en grupo a altas velocidades, era prácticamente imposible. Incluso con la técnica que usaba en ese momento, no sería capaz de escapar de ellos si lo detectaban. Cada vez que aparecían cerca del callejón, Weed aguantaba la respiración sin hacer ni un solo ruido. “Primero tengo que encontrar más información sobre Todium, y la cantidad que hay de estos bastardos.” Weed se coló en el castillo más pequeño que había encontrado. Era un palacio decorado con numerosas obras de arte realizadas por vampiros, como candelabros hechos de plata, armaduras con incrustaciones de oro, grandes murales y esculturas.

Has presenciado la obra del Maestro Elware: ‘León acurrucado’.
Aumenta el [Arte] en 1 punto.
Has presenciado una excelente obra con tus ojos, la habilidad de [Dibujar] aumenta un 28%.
Con solo observar el cuadro con sus propios ojos, el nivel de la habilidad aumentaba. Era como cuando veía esculturas pero, en este caso, como apreciaba el propio Arte, la mejora en las habilidades era más importante. Dado que su habilidad de [Dibujar] estaba en nivel 1, ¡el aumento era mucho mayor! No era común poder observar obras de grandes maestros, pero Weed consiguió ganar 650 puntos en [Arte] y subir mucho más sus habilidades al caminar por todo el castillo admirando sus obras. Aunque el nivel de las esculturas era bajo y no le fueron muy útiles, su nueva habilidad de [Dibujar] mejoró enormemente.

Subes de nivel: [Dibujar] Principiante – 2.
Ahora eres capaz de usar carboncillos y otras herramientas para realizar ilustraciones.

Subes de nivel: [Dibujar] Principiante – 3.
El Arte se puede expresar con más detalle.
Su habilidad de [Dibujar] aumentaba rápidamente. Sin embargo, Weed no tenía ningún deseo o emoción en subir esta habilidad, ya que conocía demasiado bien sus limitaciones. ‘En la escuela primaria, incluso en la secundaria, no importaba cuánto lo intentaba, ¡mis dibujos no mejoraron en absoluto!’ Durante su infancia, una vez tuvo la ilusión de convertirse en un mangaka. Intentó dibujar lo mejor que pudo, pero solo fue capaz de hacer garabatos que no eran más que basura. Expresar algo a través del dibujo era muy difícil. Había demasiadas diferencias entre el dibujo y la creación de esculturas, donde podía mejorar a través de la sensación y el tacto. Al igual que muchos maestros a lo largo de la historia, los genios necesitaban de otras áreas para desarrollarse: Matemáticas, Física, Anatomía, Arquitectura… ¡eran la base de estos genios para desarrollar sus inventos! Para la escultura o la pintura, también se necesitaban otros campos, aunque la diferencia entre ellas no era tan grande. La razón era simple: ¡se necesitaba aptitud! Desde entonces, Weed decidió abandonar el dibujo. Al principio, lo más seguro era que el nivel de la habilidad creciera rápidamente, sobre todo gracias a sus altas estadísticas de [Arte] y [Destreza]. Seguramente aumentaría rápidamente hasta nivel 6 ó 7, pero no habría manera de ir más allá de eso. Con su horrible talento para la pintura, tenía claro que aunque la habilidad le ayudaría en los niveles iniciales, al final, ¡tendría que crear algo por sí mismo! Weed estaba totalmente convencido de que era mejor invertir su tiempo en otras áreas en lugar de en el dibujo. A medida que exploraba lentamente todo el castillo, evitando a los pegasos y unicornios, fue apreciando todos los cuadros y esculturas, hasta que llegó a un vestíbulo donde parecía reposar un ataúd rojo. ‘¿El ataúd de un vampiro?’ ¡Toc, Toc! “¿Hay alguien ahí?” – preguntó Weed golpeando el ataúd. “……” No hubo respuesta. “¿Esta vacío?” – dijo Weed sacudiendo el ataúd de lado a lado. “¡Uarrrgg!” – gritó un vampiro violentamente desde el interior del ataúd. Sonaba como alguien enfadado. A las personas que están durmiendo no les gusta que les despierten. Weed dejó el ataúd tranquilo y se fue a explorar el resto del castillo. Finalmente, descubrió que dentro del castillo había unos treinta unicornios. ‘Treinta unicornios son demasiados. No, siendo realista, es prácticamente imposible.’ – pensó Weed negando con la cabeza. Incluso con los geomchis, todavía no eran suficientes para luchar contra monstruos de nivel superior al 400. Su capacidad de infligir daño no estaba mal, ¡pero el problema consistía en que no iban a llevar armadura! Si eran empalados por el asta del unicornio, significaría una muerte segura. Weed podía aguantar contra dos unicornios, pero en cuanto al resto, no pensaba que fueran capaces de hacerlo. Al final, por acumulación de daños, se verían desbordados. “Hasta el momento han muerto 92 geomchis, lo que dificulta aun más la situación.” Weed se comió el pan que había preparado con antelación mientras permanecía en el castillo para evitar ser encontrado por los unicornios y pegasos del exterior. ‘Con Todium en estas condiciones, no podemos luchar de manera efectiva. Tendremos que hacernos cargo de los monstruos del exterior.’ Weed abandonó la mansión y salió a la calle una vez más. Ante él se encontraban las residencias de los vampiros y varios pegasos volando por encima de su cabeza. A primera vista, ¡había varios cientos de grupos de monstruos! Entre todas las calles de la ciudad, calculaba que había más de dos mil monstruos. Y si tenía en cuenta que la residencia más pequeña tenía treinta unicornios, el número total debía ser enorme. ¡Había más de cuarenta castillos en Todium! ‘Prefiero ir a pelear contra un dragón.’ – se quejó Weed. Desde que había empezado a jugar, siempre se había mantenido bastante tranquilo. Tanto daba que estuviera completando misiones, o mientras elevaba de nivel sus habilidades, o mientras escuchaba a la gente narrar sus historias. Weed trababa de permanecer tan humilde como fuera posible. Sin embargo, ahora no podía ver una salida. Aun contando con los geomchis y el resto de sus compañeros, no había una manera de resolver esta misión. Contra un dragón sería igual de difícil, pero al menos tendría esperanza, ya que se trataba de encontrar la muerte o la victoria. ¡Solo era cuestión de luchar! Aunque su aliento puede ser aterrador, con el uso del ataque en un solo punto, y algún sacrificio que otro, podía alzarse con la victoria. Pero contra los unicornios y los pegasos, que se movían en manadas, no importaba qué tan buenos objetos utilizasen, porque no les iban a valer para nada. Eran superados ampliamente en número. ‘Podría dar vida a una escultura, podría mejorar la probabilidad de victoria.’ Sin embargo no tenía ganas de hacerlo en absoluto. Cada vez que daba vida a una escultura, le costaba dos niveles y diez puntos en la estadística de [Arte], y calculaba que necesitaría al menos cincuenta esculturas para tener alguna oportunidad. La pérdida sería enorme. “Tendrían que ser Obras Maestras u Obras Magnas para poder luchar contra los unicornios. Además, no creo que pueda hacerlas en tan corto espacio de tiempo, y encima solo estarían disponibles en el Reino de los vampiros.” Este era el Reino de los vampiros. Incluso si las esculturas sobrevivían a la batalla, no se podrían llevar de regreso al Continente de Versalles. “¡Búsqueda de mierda!” – Weed estalló en cólera. Una misión de grado ‘A’ no debería ser tan difícil. Incluso contando con la expedición que dirigió Oberon al Norte, en menos de un día se enfrentaría a una masacre total y absoluta. La recompensa era insuficiente, ¡esta misión debería estar marcada como grado ‘A+’! A pesar de que no alcanzaba la dificultad de una misión de grado ‘S’, que tenía la posibilidad de cambiar el equilibrio del Continente, esta misión estaba a la par en términos de dificultad. Cualquier otra persona ya estaría totalmente deprimida, pero Weed era diferente. ‘Tengo que encontrar una solución, tiene que haber una manera.’ Weed siguió buscando a través de Todium. Pasó un día y luego otro, pero no renunció a la misión. Agarrándose a la más mínima esperanza, buscaba por todas partes sin descanso. Y, al fin, encontró un lugar. En el centro de la ciudad fluía un riachuelo. Era un lugar donde los monstruos de Todium se reunían a beber agua. Por lo general, solo había entre diez y doce monstruos cada vez. Sin embargo, había ocasiones en las que se concentraban cientos de grupos esperando para usar el arroyo. “¡Aquí todavía es imposible!” ¡Weed estaba cada vez más frustrado! Pero viendo que Todium era la unión de un montón de castillos, no perdió la esperanza de encontrar un lugar adecuado para la lucha. Tras mucho buscar, encontró un castillo negro. Era el único castillo de ese color, y contrastaba con el resto, ¡que estaban pintados con hermosos colores rojos, amarillos o verdes! Además, después de inspeccionar varios castillos, había aprendido mucho sobre ellos. Por lo general, cerca de la entrada de cada castillo, había una placa.

CASTILLO DEL CONDE CHRISTOPHER

CASTILLO DEL VIZCONDE BURACHYA
De esta manera, todos podían ver a quién pertenecía el castillo, pero el castillo negro no tenía ninguna placa. Cuidadosamente, Weed se infiltró en el castillo y se dirigió directamente hacia el sótano, donde encontró un almacén lleno de ataúdes. “No siento ninguna presencia.” Weed abandonó el sótano y se dirigió hacia la parte superior del castillo, esquivando a los unicornios y los pegasos que se movían por los pasillos. ¡Paciencia y espera! Cada vez que alguno se acercaba por el pasillo, podía escuchar sus fuertes pisadas contra el suelo. Weed tardó mucho tiempo en encontrar un camino libre para llegar hasta la habitación principal del castillo. En el centro de la espaciosa habitación había un gran ataúd negro. ‘Debe ser el dueño del castillo.’ Weed no esperaba mucho cuando se acercó hasta el féretro y golpeó la madera. A continuación, escuchó una voz bronca que provenía del interior. “Me gustan las chicas bonitas y jóvenes. Si no eres una niña, ¡LARGO DE AQUÍ!” – estaba escuchando una sombría voz que hablaba seriamente sobre lolitas. A pesar de que no esperaba escuchar los gritos del vampiro, Weed tenía la sensación de que era una voz familiar. “¿Quién eres?” – preguntó Weed. “¿Yo? Le haces a un joven hermoso como yo una pregunta inútil. Como no me dejas descansar, estoy bastante insatisfecho. Voy a dejártelo claro: soy el nuevo Conde de Todium, y también el Señor de un clan poderoso.” No importaba el tono, había escuchado esa voz antes. “Soy Weed.” – dijo con un nudo en la garganta acercándose al ataúd. “……” “¿Quién eres tú?” “……” Después de una larga pausa, la voz vino del féretro. “Estoy completamente seguro de no ser Tori.” – dijo el vampiro.