domingo, 15 de mayo de 2016

Volumen 11 Capítulo 6

Volumen 11 Capítulo 6
La ley del abastecimiento local
Traducido por Tars
Corregido por DaniR
Editado por AM y Tars

Diariamente entraban personas en Morata. Los visitantes llegaban al Norte llamados por las nuevas aventuras y misiones. “Mago de nivel 310, con habilidades de magia atmosférica, busca grupo para ir de caza.” “Tú, el mago, ¡ven aquí!” “¡Ahí voy!” “Soy Geomsa , nivel 296. Estoy especializado en la búsqueda de trampas, pero también puedo identificar objetos.” “Geomsa, dejaré que te ocupes de los objetos. ¡Únete a nuestro grupo!” “Teniendo en cuenta que estamos faltos de poder ofensivo, Geomsa, ¿qué misión te gustaría realizar?” La plaza del pueblo era un hervidero de gente en busca de compañeros para formar grupos. En toda la región del Norte estaban apareciendo nuevas misiones e historias, que hacían que los aventureros estuvieran continuamente emocionados. Cuando cazaban monstruos en alguna mazmorra, la posibilidad de adquirir buenos objetos era rara, pero aquí algunas misiones podían dar lugar a ser los primeros en descubrir nuevas mazmorras, y con ello ganar el doble de experiencia y una mejora en la posibilidad de encontrar objetos de calidad. Muchos de los aventureros reunidos en Morata encontraron compañeros fieles para hacer frente a los desafíos, y por ello, Morata se convirtió en el pueblo más próspero del Norte. “¡Una lanza! Nada es comparable a una lanza en combate, es un arma que sobresale en ataque y en defensa. Puede ser su última oportunidad de conseguirla. ¡Compruebe sus estadísticas!” “La Daga Kadallina, un arma con nombre propio. Aquí puedes preguntar por su precio…” Los jugadores se sentaban alrededor de la plaza esperando nuevos clientes a los que vender los objetos que obtenían mediante la caza, dado que siempre se sacaba más dinero vendiendo los buenos objetos a los jugadores que en las tiendas del juego. “¡Hierro Negro! Se venden objetos hechos de hierro negro, ¡creados por el herrero Geam! Ideales para niveles intermedios, que seguro se revalorizarán con el tiempo. Sin embargo, ¡los objetos no son reembolsables! Y no garantizamos poder repararlas en el futuro de daños y abolladuras.” “Experto en la fabricación de escudos, con [Herrería] a nivel Intermedio, especialista en la fabricación de escudos, se ofrece para trabajar por encargo.” “Se otorga propiedades mágicas a objetos. La magia puede durar un día, tres, o una semana completa.” Desde herreros a sastres, pasando por hechiceros o domadores, todos estaban reunidos aquí. El Norte estaba lleno de hordas de monstruos erráticos y de trampas, en cualquier momento podía dar lugar a un desastre, por ello había una gran demanda de equipos especializados. Gracias a esa demanda, la necesidad de encontrar especialistas en trabajos artesanos creció en gran medida, con lo que el comercio de objetos se desarrolló rápidamente. El nombre de Morata se extendió entre los aventureros como el mejor lugar para comprar o intercambiar objetos. “Esta tierra es fértil y amplia, será un gran lugar para plantar trigo.” “Por aquí debe haber alguna mina.” Los granjeros, mineros y ganaderos también llegaban a Morata en búsqueda de una oportunidad. Había grandes cantidades de tierra llana y despejada, así como vetas de mineral sin explotar. Cuando se encontraba algún yacimiento, solo había que pagar un impuesto para poseer la tierra, por lo que grandes cantidades de mineros llegaron para explorar los terrenos con el fin de encontrar una mina de oro y hacerse rico rápidamente. ¡Morata se convirtió en la ciudad más importante de la región del Norte! De hecho, llamarla ciudad era ser muy generoso, aún no poseía el número suficiente de residentes y estaba carente de una gran cantidad de edificios. Sin embargo, el pueblo estaba creciendo cada día con la llegada de más y más personas. Morata siempre rebosaba ajetreo y bullicio y además, aunque gran parte de los que llegaban eran aventureros, también aparecían gran cantidad de artesanos, que siempre podían ser vistos en la ciudad trabajando en alguna cosa. ¡Y la gente no desaparecía al llegar la noche! Las calles llenas de gente a la luz del día se vaciaban con la llegada de la noche, ya que todos iban a la zona montañosa a contemplar la Torre de la Luz. “¡Pastelitos de arroz! ¡Hay pastelitos de arroz!” “Se venden ricos aperitivos de arroz.” En las inmediaciones de la Torre de la Luz se había desarrollado todo un negocio con la venta de aperitivos y comidas a los visitantes y turistas. A muchas parejas y viajeros que contemplaban la Torre de la Luz durante la noche les entraba hambre. Las esculturas iban cambiando de color con el movimiento de las nubes, a medida que tapaban los rayos de la luna y las estrellas. Era una visión tan hermosa que ahogaba a la gente de amor, llenando hasta la última parte de su cuerpo , por ello, los amantes no tenían manera de saciarse cuando extendían las alas de la imaginación al contenido de su corazón. “¿Cómo es posible que esta maravillosa escultura sea capaz de captar la sensibilidad del ser humano tan fácilmente?” “Tengo ganas de conocer al escultor que hizo esto.” Por otra parte, los guerreros y los magos, se iban a las zonas de caza tan pronto como contemplaban la estatua envuelta de luz; querían aprovechar el máximo tiempo posible los beneficios que concedía la estatua. “¡Adelante!” “Es hora de cazar.” De igual manera que la Torre Eiffel en Francia o la Estatua de la Libertad en Nueva York son símbolos que representan a sus ciudades, la Torre de la Luz de Morata se convirtió en el símbolo de la fama y prosperidad de la ciudad. Su existencia fue difundida por todas las regiones, haciendo que fuese conocida entre muchos pueblos y ciudades. La ciudad empezó a desarrollarse, cada vez más gracias a los viajeros que llegaban para ver la Torre de la Luz, haciendo que Morata fuese cada vez más conocida, llegando al punto de ser conocida como ‘Una de las Maravillas del Norte’. Estas eran las primeras palabras que comentaban los cansados aventureros tras el largo camino desde el Reino de Rosenheim al ver el pueblo de Morata: “¿Esto es Morata?” “¿El Señor de la ciudad es el escultor Weed?” “¡He escuchado que te dan gachas con avena al llegar!”
* * *
El Anciano de la aldea gobernaba la comarca de Morata en nombre de Weed. “Mi esperanza es que los habitantes del pueblo no vuelvan a pasar hambre.” Así que el pueblo tuvo que pasar por una remodelación a gran escala, trabajando la tierra y plantando grandes extensiones de grano. Las plantas estaban creciendo muy bien en el clima norteño, por lo que el número de habitantes hambrientos fue disminuyendo, llevando a un aumento de la población, lo que daba a la necesidad de más tierras de cultivo. ¡La inversión se creaba y se destruía dando lugar a un círculo vicioso!

Las tierras baldías de Morata están despejadas.
Si reclamas la tierra, puede ser usada para plantar trigo, hortalizas y árboles frutales. La primera cosecha tardará cuatro meses.
Extensión a desbrozar: 462.809 m2.
Crecimiento económico: 7.
Impuesto mensual: 800 monedas de oro.
El rendimiento de los cultivos aumentará un 830%.
En términos de eficiencia, la inversión no era rentable, pero la población de Morata estaba en aumento y necesitaba con urgencia aumentar la producción de comida. Para el desbroce de los campos, el Anciano dedicó 30.000 monedas de oro. “Los edificios de la ciudad están subdesarrollados y el orgullo de la gente por su pueblo aumentará si se limpian las calles.” Dedicó 2.000 monedas de oro para el acondicionamiento de las calles, y 26.000 monedas de oro para la construcción de viviendas y tiendas comerciales. Se mejoró el mantenimiento y los canales de agua, e incluso se construyó una puerta de mármol en la entrada del pueblo. ¡Todo por el orgullo de los habitantes!

La [Moral] de los residentes de Morata está en 89 puntos.
El estado de Salud e Higiene se modifica a Muy Bueno.
Cada vez que volvían al pueblo, los aventureros visitaban la casa del Anciano. BanDemgwa, Kunta y HoReugani , conocidos como Los Bárbaros, habían regresado tras encontrar y arrasar la guarida de ladrones de Yo Deuniu. En otras ciudades podrían ganar, como mucho, 200 monedas de oro y unos 30 puntos de [Fama], pero en Morata la reacción del Anciano no era normal. “¡Oh, gran trabajo! Los ciudadanos de Morata no olvidaremos su ayuda.” El Anciano del pueblo se emocionaba con algo que en otros lugares no era gran cosa. BanDemgwa respondió con contundencia: “Por supuesto, como guerreros estamos haciendo lo justo.” “No, no. Has ayudado a aliviar el miedo que tenemos por culpa de un pasado turbulento.” Para el Anciano de Morata, así como para sus residentes, el temor por los monstruos era un poco inusual, dado que no conseguían olvidar que habían sido sometidos por un clan de vampiros en el pasado. Esa era la razón por la que eran muy aficionados a contratar una gran cantidad de guerreros. “Se os dio la tarea de cuidar a nuestros queridos residentes, y me gustaría daros las gracias en nombre de Nuestro Señor. Aunque esto pueda parecer insuficiente, espero que os ayude en vuestros gastos.” ¡Ding!

Recompensas:
Ganas 360 monedas de oro.
La [Fama] aumenta en 46 puntos.
“Cuánto dinero…” “Si cazáis más monstruos, volved; tendré una recompensa para vosotros.” ¡El Anciano del pueblo pagaba de todo corazón! En contra de los ideales de su Señor, daba generosas recompensas. Weed le había dejado con 130.000 monedas de oro, pero hacía tiempo que se habían agotado, por lo que había tenido que echar mano de los impuestos. El pueblo de Morata reverenciaba a los guerreros que cazaban a los monstruos y, a su vez, los guerreros estaban encantados con la gran cantidad de [Fama] que ganaban. Por lo que el Anciano tenía que gastar una gran cantidad de dinero, lo que había obligado a subir los impuestos. Pero, para poder hacer frente a las misiones, los aventureros tenían que desembolsar grandes cantidades de dinero para cuidar de sus equipos, así como para comprar alimentos y pagar por habitaciones en las que poder pasar la noche. Además, con los productos obtenidos de los monstruos, como el cuero, se podían hacer nuevos objetos después de tratarlos, lo que provocaba que los precios de los artículos subieran vertiginosamente. Por otro lado, aunque la tecnología industrial y agrícola de Morata estaba poco desarrollada, ¡la tecnología textil era una excepción! Con las pieles de los monstruos creaban excelentes ropas y armaduras, que los comerciantes y aventureros compraban fácilmente a precios muy caros. Esta era la principal fuente de ingresos de Morata. Pero el aumento de la recaudación no iba únicamente al Anciano del pueblo. “Como agradecimiento por estar bajo la constante vigilancia de la Diosa Freya, me gustaría hacer una donación a la Orden.” “Que la Diosa te bendiga.” Como consecuencia, la Orden recibió la cantidad de 5.000 monedas de oro. Además, se pusieron en marcha importantes proyectos culturales. A pesar de que en el pueblo no había gremios relacionados con el combate, los grupos de artistas no escatimaban esfuerzos para poner sus gremios en marcha. Concursos y exposiciones se celebraban todos los días, mientras gastaban dinero como si fuese agua. Cada día, Morata poseía más esculturas y obras de arte.
* * *
“¡Ja, ja, ja, ja, ja!” “El Amo se ha ido.” “Volemos, ¡somos libres!” ¡Wy-1, Wy-2, Wy-3, Wy-5, Wy-6 y Wy-7 estaban felices! El propietario que los explotaba y los oprimía estaba en el mundo de los vampiros y, aunque fuera temporalmente, eran libres. Wy-1 desplegó completamente sus alas, batiéndolas ruidosamente. “¡Cuánto tiempo llevábamos enjaulados!” “Cierto.” “Ha sido muy doloroso.” Los wyverns fueron respondiendo con entusiasmo. “¡Golgolgol! Es lo que nos pasa por tener un mal Amo. Mira mi piel de oro, se está abultando. ¡Golgolgol!” – dijo Geumini enfadado. “Antes frío y hambre… ahora, la dulce libertad tras el sufrimiento; tenemos la obligación de disfrutar de la libertad. El maestro, ¡¡¡NO ESTA AQUÍ!!!” Estaban eufóricos por la sencilla razón de que Weed se había ido. Sin embargo, todavía se encontraban bajo sus órdenes. Antes de partir hacia el mundo de los vampiros, Weed les había dado un largo discurso. “Mirad hacia abajo, se ve cómo los monstruos huyen a nuestro paso.” “Lo vemos, ¡Amo!” “¿Queréis saber lo que implica ser un wyvern?” “Claro que sí.” “Son los señores del cielo. Los wyverns son fuertes y rápidos, ¿no estáis de acuerdo?” “Exacto.” En ese momento, Wy-3 batía sus alas con fuerza. Estaba claro que las alabanzas de Weed le hacían sentir bien, pero esas palabras tenían otro significado. “Pero, ¿os dais cuenta de que sois más débiles que esos bichos que caminan por el suelo? Porque los wyverns, que son los reyes del cielo, se acobardan ante ellos, extienden sus alas y huyen. Las alas son la excusa que usáis para evitar a esos monstruos inferiores.” Weed criticaba la debilidad de los wyverns sin piedad. “Lo sentimos, Amo.” Los wyverns estaban avergonzados y no sabían qué hacer. Pero la realidad era que eran débiles debido a la incompetencia de Weed a la hora de crearlos. Aun así, por culpa de su baja [Inteligencia], no dudaban de las palabras de su Amo. “¡Sed fuertes! Ninguno de esos débiles monstruos puede ser vuestro rival, sois los verdaderos reyes del cielo, ¡ninguno de vosotros morirá!” “¡Uoooooooooooo!” “Estábamos tan preocupados...” Los wyverns temblaban de la emoción. Weed, justo antes de irse, les había dado un objetivo a través de su discurso. “Tenemos que hacernos más fuertes.” Volaron libremente por los territorios de caza, haciéndose cada vez más fuertes. A pesar de que su Amo no se encontraba con ellos, todavía seguían sus órdenes. Ya hacía mucho tiempo que seguían a Weed con auténtica devoción. ¡Debido a su gran [Carisma] y [Liderazgo]! Su grado de confianza era mucho más alto que con los wyverns ordinarios, ya que habían sido creados por Weed, y su lealtad había ido aumentando poco a poco a medida que iban cumpliendo sus órdenes. “Me apetece descansar un rato.” – dijo Wy-1 posándose en lo alto de un acantilado mientras sostenía un conejo en sus garras. Cada día le dedicaban menos tiempo a la caza, y hoy no era un día diferente. El resto de los wyverns que le rodeaban tenían pensamientos similares. “Ja, ja, ja, ja, ja.” “Esto está bueno.” “Si comes demasiado, te vas a dormir.” Los períodos que le dedicaban a la caza eran cada vez más cortos; al final pasaron sus días holgazaneando, tirados en los prados mientras se echaban una siesta. “Ya hemos practicado mucho hoy.” “Tengo que descansar un rato.” “Ahora que el Amo no está, tenemos que descansar. Cuando regrese, seguro que nos espera un mundo de dolor y pesadillas.” “Venga, vamos a jugar.” Aunque habían ido de caza un par de veces, no importaba cuán altas fueran las estadísticas de [Carisma] o de [Liderazgo] de Weed, no funcionaban si no estaba presente. Y éste era el resultado. “Ja, ja, ja, ja, ja, ja.” “Soy feliz, qué sensación tan maravillosa.” Los wyverns estaban tirados por el suelo, atiborrándose de cosas deliciosas. Y por ello, cada vez estaban más gordos. Sus cuellos ensancharon, mientras que sus barrigas se ampliaron haciendo que fueran incapaces de agacharse. En cuanto a sus alas, cada vez estaban en peores condiciones, dado que las débiles alas tenían que soportar más peso mientras volaban. ¡Como esto continuara así, serían incapaces de volar! “Estar sobre la tierra es magnífico.” “Mantenerse en el aire batiendo las alas es demasiado cansado.” Los wyverns se movían por en el suelo mientras cantaban una canción . En algunas ocasiones, cazaban directamente desde el suelo, sin alzar el vuelo en absoluto. ¡Tomándoselo con toda la calma del mundo!
* * *
Cuando Weed se conectó, Maylon ya le estaba notificando al grupo acerca de la retrasmisión de su aventura. “Nuestra misión ha llamado la atención de KMC Media, ¡qué locura!” – dijo Pale sorprendido. Le gustaba mucho ver las emisiones que realizaban en la tele, pero nunca había imaginado que una de sus aventuras sería retrasmitida. “Somos los únicos que tenemos una aventura en la tierra de los vampiros, así que, ¿estáis todos a favor de la emisión?” – dijo Maylon con una sonrisa. “Voto que sí.” – dijo Hwaryeong, al no ver ninguna razón para negarse. “Yo también voto que sí.” – dijo Pale. Aunque era un poco reticente, veía esto como una oportunidad para promover el trabajo de Maylon. Así que también se unió al grupo. “Me parece bien, una aventura en el mundo de los vampiros no es algo que debamos ocultar.” – dijo Romuna. “Aunque es un poco embarazoso salir en la tele… me parece bien.” – dijo Irene. “Vamos a salir en antena, ¡yupi!” – dijo Surka. No hubo necesidad de pedir permiso a los geomchis. Tan pronto como escucharon la palabra retransmisión, su actitud cambió. Los que estaban sentados sin hacer nada en el suelo, se levantaron en el acto y se pusieron en contra del viento, manteniendo una postura heroica. Estar con la capa al viento sobre una colina, ¡un espectáculo maravilloso! Sin embargo, ya que llevaban el pelo afeitado o prácticamente cortado al cero, su ‘melena’ se mantuvo inmóvil. Los instructores convocaron una reunión. “¿Habéis visto el último video de Weed?” “Sí, hermano Geomchi2” “Odio decir esto, pero era bueno, ¿verdad?” “Su audiencia fue muy alta.” “No podemos fracasar.” “Cierto, esta vez los protagonistas seremos nosotros.” – dijo Geomchi3 con confianza. “Hermanos, ¿vamos a realizar mi plan?” “¿Estás seguro de esto?” “Totalmente. Necesitamos crear nuestra propia canción.” “¿Una canción?” “Claro, ¿no viste a Weed cantando una canción?” ¡La canción del orco Karichwi era horrible! Sin embargo, como el evento que acompañaba a la canción era muy emocionante, la había hecho popular. “Tenemos que pensar una buena canción.” “Buena idea. Creo que será mejor si cantamos todos juntos formando un coro. Por cierto, ¿Cuál es la letra de la canción?” “Weed sabe cómo componer, tiene experiencia, dejemos que lo haga.” “Dejárselo parece lo correcto, pero nosotros la cantaremos de manera realmente magnífica.” Los instructores consideraban las opiniones de todo el mundo, incluidos los discípulos que iban llegando con algunas ideas. “Tendrá que mostrar el espíritu del hombre.” “Tiene que tener carácter para abrumar a los enemigos.” “Tenemos que mostrar nuestros musculosos cuerpos.” “¡Eso! Saquémonos la ropa.” Del público en general que jugaba a Royal Road, nadie podría llegar a la misma conclusión que los geomchis. ¿Enfrentarse a los monstruos a pecho descubierto? Era como lanzarse a los brazos de la muerte por un motivo absurdo. No importaría qué tan poca ropa llevasen, todavía daría algo de [Defensa]. Incluso si solo fuera una pieza de ropa que redujese un punto de daño, aun podía salvarles la vida. Aunque pueda ser una buena idea cuando la armadura se va a romper, o cuando se va a recibir igual un daño enorme y la armadura no es capaz de pararlo, la idea absurda de Geomchi38 fue tomada como una gran idea en la mente de Geomchi3. “Buena idea, Geomchi38.” “Gracias por tomar en consideración mi idea, Maestro Geomchi3.” “¡Un momento! ¿No es muy arriesgado pelear sin armadura?” “Puede ser, pero si nos encontramos con algún oponente poderoso, solo tenemos que retirarnos. Y para los monstruos, ¡solo tenemos que abrumarlos con nuestro espíritu!” “Maravilloso, realmente maravilloso.” “Geomchi38, no sabía que eran tan listo.” “No es por echarme flores, pero cuando era pequeño, mi profesora decía que era bueno.” – dijo Geomchi38 recordando su pasado con una mirada de satisfacción. “¿Qué te decía?” – preguntó Geomchi3 con envidia. “Ella decía que tenía una buena cabeza, pero odiaba estudiar.” “Oh, ¡qué buen halago…!” ¡A menudo los profesores mienten a la gente! Cada vez que hay una reunión de padres lo hacen, es la manera de convencer a los progenitores para que envíen a los niños a la escuela y que paguen la matrícula. “Los maestros siempre me decían que era bueno estudiando, pero que originalmente a mi cabeza le faltaba sentido común.” “Ya veo, así que somos testigos de que eres un tipo de buen corazón con la cabeza un poco hueca.” “Mi capacidad de retención es de solo unos 30 minutos, no es suficiente para estudiar.” “Tampoco pasa nada, todos tenéis un don especial.” Geomchi, por lo general, no intervenía en las discusiones. “Hmm” – interrumpió Geomchi. “Maestro, ¿hay algo que quiera decir?” Geomchi2 y el resto de los instructores, así como los estudiantes, se dieron prisa por escuchar las palabras del Maestro. “En mi opinión, necesitamos algo que simbolice nuestras enseñanzas.” – inquirió el Maestro. “¡Mmm! Tenemos muchos estilos de lucha, pero no existe ningún estilo que pueda abarcarnos a todos. ¿Se le ocurre algo, Maestro?” “Sí, déjame considerar tus palabras…” “…” “Nuestra espada es invencible.” – dijo Geomchi con una sonrisa después de pensar por un momento. “……” ¡El mensaje era sencillo y claro! La espada contiene su voluntad para hacer frente a cualquier enemigo. Una espada, incluso si está a punto de romperse, nunca debe partirse. Cuando una espada llega a ese estado, es porque su propietario no ha tenido el suficiente cuidado de ella. Habían aprendido esgrima durante toda su vida, y confiaban en esas enseñanzas. Para Geomchi, porque había aprendido el valor de la vida a través de la espada. Para los demás, porque habían conocido el mundo a través de su espada. Se enfrentarían a cualquier problema sin inmutarse si empuñaban una espada. Mientras continuaran afilando sus espadas y perfeccionando sus habilidades, ¡la espada nunca les fallaría! “Nuestra espada es invencible.” “¡Nuestra espada es invencible!” “¡¡¡NUESTRA ESPADA ES INVENCIBLE!!!” Esa sencilla frase abarcaba a todos los geomchis. Un poco más lejos, el grupo de Weed también se reunió para organizarse. “Puff, menudo plan se les ha ocurrido.” – dijo Pale con una expresión contrariada. Hwaryeong y Zephyr estaban de acuerdo con la crítica. “Es un plan horrible.” “¿Os imagináis a los geomchis con el torso descubierto gritando a pleno pulmón ‘Mi espada es invencible’?” Bastaba decir que era una imagen terrible, ¡y el sentimiento de vergüenza era todavía peor! En ese momento, tenían más miedo de las acciones de los geomchis que de lanzarse ante las garras de un monstruo . Una vergüenza a ese nivel quedaría en sus mentes para siempre. “Weed, ¿puedes hacer algo con ellos?” – preguntó Irene. “¿Cómo puedo hundir las esperanzas de mis hermanos? Sería como someterlos a una indignación aún mayor y matar sus aspiraciones.” – dijo Weed negando con la cabeza. “¡Buff!” Todo el mundo se quejaba al saber que no podían parar a los geomchis. ‘No creo que recuperen el sentido común, no importa a cuántas sesiones de terapia los someta.’ – pensó Seechwi. Hasta ahora había estado analizando la mentalidad de los geomchis, pero era mucho más difícil de lo que había calculado. Era incluso más complicado que su tesis doctoral. Ellos eran valientes y arrojados como verdaderos hombres, pero en algunas ocasiones se convertían en payasos infantiles; era como si lo único de lo que sabían era de espadas y batallas, y no tenían ni idea de cómo tratar al sexo opuesto. Era imposible entender en qué estaban pensando. Sin embargo, una cosa era segura: cualquiera que pudiera entender la naturaleza de los geomchis era tan retorcido como ellos. “Pero será necesario que tomemos alguna medida.” – dijo Weed. “¿Es realmente necesario?” – se lamentó Surka. “De alguna manera, tanta emoción parece problemática.” – respondió Romuna. “Creo que… lo mejor es poner tanta tierra de por medio con los geomchis como podamos.” – medió Mapan. “Me parece bien, ¿y vosotros?” – dijo Weed después de unos momentos de reflexión. “¡Lo más lejos posible!” – respondió Maylon. “Ni siquiera miremos atrás, ¡haced como que no sabemos nada!” – aportó Irene. “Vayamos hasta la cima de la colina, y corramos al bajar la cuesta.” – dijo Pale. “¡Chwiik! Vámonos.” – respondió Seechwi. En un instante, se dieron cuenta de que todos estaban desesperados. ¡Todos juntos! Había un montón de momentos embarazosos en la vida, pero cuando se dieron cuenta de lo que iban a hacer los geomchis, lo mejor era dar la vuelta e huir tan lejos como fuera posible. Así, muertos de miedo, pactaron secretamente como proceder.
* * *
Flush, flush. Yurin estaba sentada pintando en su lienzo. Había estado dibujando sin parar para aumentar el dominio de sus habilidades. Zephyr se había escapado de la reunión de estrategia contra los geomchis y observaba cómo dibujaba. ‘Me pregunto cómo un niño puede depender para vivir de su hermano mayor.’ Cuando hablaba con Weed, Yurin prácticamente no decía nada pero, de alguna manera, los dos se entendían perfectamente. Como sus padres habían muerto cuando ella era joven, había sido difícil conseguir un hogar estable. ‘Nunca he vivido sin dinero, incluso mis juguetes eran de fabricación extranjera.’ Zephyr nunca había experimentado ningún tipo de pobreza; desde que era niño, en vez de regalarle juguetes, le daban joyas o muchas otras cosas que un niño no debería tener. Solamente en los momentos en los que era castigado por no limpiar su habitación o por suspender alguna asignatura, sus padres le quitaban la tarjeta de crédito platino y el dinero. Su mayor trauma fue cuando se quedó sin dinero para poder ir con sus amigos a una discoteca un fin de semana. ‘Es una chica tan bonita y agradable… y ha llevado una vida que desgarra el corazón.’ Zephyr no podía soportar verla tan indefensa sin hacer nada, pero no se conocían lo suficiente, por lo que no le parecía apropiado consolarla. Y, a pesar de que debería estar sonriendo mientras jugaba a Royal Road, se había encontrado con este momento embarazoso creado por los geomchis. “Está bien, todo saldrá bien.” “¿Uhm?” – respondió Yurin confundida, sin saber de qué hablaba. Estaba disfrutando de la pintura, imaginando dónde iría cada color para crear una pintura hermosa. ¡Era feliz cada vez que terminaba un dibujo! Estaba muy contenta y no parecía que necesitase ser consolada. “¿No lo has escuchado? Debido a las acciones vergonzosas de los geomchis, estábamos en una reunión para planificar qué debemos hacer...” – dijo Zephyr con cautela al ver la extraña reacción de Yurin. “¿Por qué? ¿No tiene buena pinta?” – contestó Yurin con ojos brillantes. “……” – respondió Zephyr con la boca abierta. “He hecho un dibujo de ellos hace un rato, voy a poder vendérselo a alguna niña para hacer dinero, je, je, je.” “……” Zephyr sintió como un sudor frío recorría su columna vertebral. Había sido capturado por un momento de ternura, pero seguía siendo la hermana menor de Weed. Eso era algo que no podía pasar por alto.
* * *
Weed y se grupo fueron moviéndose hacia el este. De acuerdo a la información que habían conseguido en Seirun, el viaje hasta Todium ¡podía llevar unos diez días! “Está lejos.” – dijo Zephyr dejando escapar un profundo suspiro. En condiciones normales, habrían encontrado algún tipo de transporte a caballo, o con carros, pero este era el mundo de los vampiros, no había nada de eso. Aunque tenían el carro de Mapan, solo podía cargar una cantidad limitada de personas y solo Irene, Hwaryeong, Romuna y Yurin iban montados en él, debido a su bajo [Aguante]. ¡¡Fiiiiiiuuuuu!! “¡Esto es realmente agotador!” Iban avanzando lentamente por el camino y, cada vez que alguien se quedaba sin [Aguante], Irene le lanzaba un hechizo para restaurar su estado. Después de caminar durante todo el día, el grupo descansaba por la noche para cenar y, por supuesto, los alimentos eran cocinados por Weed. “Durante estos diez días voy a hacer una comida que aumente el [Aguante] y mejore la recuperación.” Weed empezó a condimentar el pollo. ¡Pollo a las finas hierbas! Por supuesto, la mezcla contenía pocas raíces de ginseng y flores campanillas viejas, pero mejoraban el sabor del pollo. “Para ayudaros a comer voy a cocinarlo con mucho esmero, ya veréis cómo os engancha.” Todo el mundo había caminado la misma distancia y todos estaban físicamente exhaustos y con ganas de un buen descanso, sin embargo Weed aún tenía que cocinar para todos. Hwaryeong y Yurin se acercaron a Weed y ofrecieron su ayuda, pero fueron rechazadas. “Normalmente no me importa, pero esta comida tiene que ser de más calidad así que mejor la cocino yo.” Cuando alguien con una baja calificación de [Cocina] se ponía a cocinar, era como regalar los alimentos. Por ello Hwaryeong y Yurin desistieron. “Vale, pero si te cansas, avísame.” “Hermano, te puedo echar una mano cuando quieras.” Después de alimentarse con un buen plato de estofado de pollo a las finas hierbas, Weed reanudó sus acciones habituales nocturnas. Clank Clank Clank Weed iba tallando esculturas mientras caminaba. Usaba una lima para grabar un trozo de madera vulgar y así crear un objeto único que iba mejorando su habilidad poco a poco. “A pesar de ser una cosa tan pequeña, si juntas unas cuantas puedes formar algo grande.” Cuando creaba una Obra Magna, su habilidad aumentaba considerablemente, pero hasta ahora, a pesar de haber creado una docena de obras al día, casi todas eran Obras Magníficas. Aunque estaba en medio de una misión, si no tallaba, cosía o trasteaba con su habilidad de [Herrería]. Incluso cuando se ponía a pescar siempre tallaba alguna cosa al mismo tiempo. En comparación con las largas horas en la cocina, la escultura era tan simple como coger un trozo de madera y ponerse a ello. Como sabía que su objetivo estaba lejos, aprovechaba cada momento del día para mejorar sus habilidades, ya que sabía que era el mejor método para hacer sus sueños realidad. Convertir sus sueños en realidad a través de las esculturas y de los demás trabajos de producción. Un camino sin fin de trabajo físico. Más que ser fuerte o tener una gran aptitud para aprender, se requería una voluntad de hierro dedicada completamente a su objetivo. A pesar de que el método elegido era, simplemente, exasperante. En el Continente de Versalles había numerosas mazmorras y zonas de caza, así como una amplia variedad de misiones. Volverse más fuerte y superar los riesgos de esas zonas era su razón principal para volverse más fuerte. Así que el trabajo constante era una necesidad, aunque fuese una tarea tediosa y aburrida.
* * *
Ya habían viajado durante tres días. “Weed, ¿no tienes dificultades para caminar?” – dijo Hwaryeong desde el carro con tono culpable. “No, solo estoy preocupado sobre el material de emisión.” “……” Weed se preocupaba acerca del material que estaban enviando a KMC Media. Comer y avanzar por un camino no eran los mejores materiales para emitir. Si las cosas seguían de esta manera, iba a espantar a los espectadores. Con la idea de obtener el dinero correspondiente a los derechos de emisión, había hecho que el grupo avanzara más rápido en su camino hacia Todium. “¿Estás cansado?” – preguntó Hwaryeong a Geomchi9. “No.” – respondió Geomchi9 con energía. “Si estás cansado, puedes tomar mi lugar.” “No estoy usando ni una fracción de mi energía.” “……” Dado que Weed y los geomchis eran fanáticos del trabajo físico, no volvió a pensar en ello. Solo Zephyr, Maylon, Pale y a veces Surka, se turnaban para descansar en el carro. Y por supuesto Mapan, que estaban siempre dirigiendo el carro. ¡Era la hora del almuerzo! Por fin, el grupo cruzó las montañas y encontraron un valle lleno de flores silvestres y árboles en flor hasta donde les alcanzaba la vista. Cada vez que la brisa soplaba, las flores se mecían a su paso, elevando decenas de miles de pétalos que mostraban una visión espectacular. “¡Guau!” Era una visión increíble. Numerosos pétalos bailaban por el cielo a la voluntad del viento, mientras que una dulce fragancia se desplazaba hacia el grupo. En Continente del Norte, cada día era una lucha constante contra la Naturaleza, pero esta imagen del Reino de los Vampiros era impresionante. ¡Un hermoso paisaje que no era de este mundo! “Hermano, ¿podemos descansar un poco?” – preguntó Yurin. “Si Weed, hagamos un descanso aquí, es un lugar increíble.” – Irene apoyaba la idea. “Solo una hora, es un viaje agotador.” – dijo Romuna. Hwaryeong, Maylon y Surka, aunque no dijeron nada, también pensaban que el lugar era bueno. Un lugar hermoso para descansar y relajarse de todo el cansancio acumulado. De hecho, la fatiga física podía ser tratada mediante la magia, pero la fatiga mental se acumulaba. Estar caminando de forma continua, sin pausa, era aburrido y doloroso. Ante este macizo natural de flores, todos querían relajarse. Sin embargo, no todos se hacían ilusiones. ‘No hay manera que Weed acepte quedarse quieto sin ninguna razón.’ ‘Seguro que nos vamos al momento.’ ¡Weed tenía la misma sensibilidad de una piedra! Normalmente, quedarse quieto y relajarse no era la manera en que Weed actuaba pero, por algún motivo, estuvo de acuerdo. “Claro, este lugar es bueno. Pero creo que una hora es poco tiempo. Mejor vamos a permanecer aquí unas siete horas.” “¡Hala! ¿De verdad?” – dijo Surka animada. Las otras chicas también estaban felices. Este increíble paisaje lleno de flores en medio de la montaña creaba una preciosa estampa. Sin embargo, Mapan y Zephyr tenían caras de duda. ‘No es normal que Weed haga algo como esto.’ ‘De ninguna manera. ¿Será que hay monstruos en el área?’ No dejaban de buscar amenazas entre las flores. Era difícil encontrar otro lugar como este, tanto en el cielo como en la tierra; un lugar lleno de flores y de árboles en flor, mientras que las libélulas y las mariposas revoloteaban perezosamente. Un magnífico cuadro lleno de serenidad. No había ninguna mazmorra, no había monstruos que pudieran estropear el ambiente. Y si los hubiera, los arqueros los habrían avistado hacía rato con su visión mejorada. ‘¿Qué narices hacemos aquí?’ Mapan y Zephyr estaban cada vez más agobiados, mientras que Hwaryeong, Irene y Romuna sonreían encantadas. ‘Weed debe querer descansar mientras observa estas hermosas flores, tal vez quiera dar un paseo conmigo…’ – pensaba Hwaryeong. ‘Parece que Weed es un buen hermano que no puede rechazar la petición de su hermanita. Aunque no suele actuar así, se ve que es un verdadero hombre de familia con gran sensibilidad.’ – pensó Irene. ‘Es un lugar tan hermoso… por supuesto, un artista de su calibre no podría pasar por alto un lugar como este. ¿Estará Weed tratando de mejorar su inspiración? ¡Seguro que esculpe una gran estatua!’ – pensó Romuna. Era una opinión bastante sencilla y plausible, por lo que compartió su idea con el resto del grupo. ¡Todos estaban encantados! “¿De verdad?” “¿Weed va a crear una escultura? ¿Podremos ver el trabajo completo?” “¡Sí! No tendría sentido que dijera que íbamos a descansar siete horas.” – dijo Hwaryeong con los ojos brillantes. “Tiene sentido, ¡seguro que es para eso!” – dijo Maylon sin ocultar su expectativa. Weed creaba gran cantidad de esculturas cada día, representando de forma delicada y detallada distintos objetos. El camino para aumentar el dominio de las habilidades estaba pavimentado por grandes esfuerzos. Sin embargo, el objetivo de Weed para crear esas esculturas y lo que deducían los demás difería bastante. Antes era poco conocido, pero la fama de Weed se había extendido por el Continente de Versalles, viéndolo como un escultor que creaba enormes figuras. Esculturas como ‘La Torre de la Luz’ o ‘Bingryong’, que se elevaban a la categoría de Obras Maestras, eran ejemplo de sus inspiraciones. Incluso Pale y Geomchi, que solían estar tranquilos, estaba nerviosos observando los movimientos de Weed. ‘La creación de obras a través de la escultura. ¿De esta manera podré ver cómo ha pulido su corazón a través de su Arte?’ Todo el mundo observaba sus movimientos, nadie abría la boca, ni se le acercaba. Todos trataban de ser lo más discretos posibles. Ante sus ojos, Weed empezó a moverse hacia el macizo de flores, y al igual que Romuna había anticipado, sacó el Cuchillo de Esculpir de Zahab. Era un filo con el que había dado vida a un gran número de esculturas. “¡[Hoja del…” – gritó Weed ante el árbol que tenía delante – “…Escultor de Luz Lunar]!” En lugar de empezar a usar el cuchillo para tallar, ¡lo estaba usando como una espada! Con cada golpe que infligía al árbol, las flores y las ramas caían a su paso. “¡Ahhhh!” – exclamó Irene con la boca abierta. “¿Qué hace?” – preguntó Zephyr. A primera vista, era como si Weed estuviera trabajando en el árbol pero, poco a poco, las ramas y el tallo fueron cortados limpiamente. “Necesitamos observar un rato más, seguro que es una manera de esculpir. Será otro de sus métodos.” – murmuró Hwaryeong en voz baja. Existía incluso un método para escupir la luz, así que todos pensaron que había algún tipo de camino donde era necesario tratar al árbol de una manera diferente. Nadie perdía la esperanza. “¡Buff!” A continuación, Weed pasó a recoger los pedazos del árbol. ¡Tenía una gran colección de ramas! “¡Me pregunto cuánto dinero voy a ahorrar con todo esto!” Weed era muy feliz. Para aumentar su número de esculturas, necesitaba buenos materiales y uno de los mejores era la madera que los elfos Silvanos vendían a precios muy caros. ¡Era la oportunidad perfecta para reponer sus existencias! Weed no podía permitirse dejar de comprar materiales, pero los precios a los que vendía las estatuas no le cubría las pérdidas por los materiales. La velocidad a la que aumentaba su habilidad disminuía y, a medida que ésta aumentaba, necesitaba materiales aún más caros. Pero entonces había descubierto este perfecto lugar, lleno de árboles de buena calidad. La corteza de los árboles era excelente, mientras que las hojas se veían perfectas. ¡Árboles en las mejores condiciones posibles! Así salió a la luz el propósito de las horas de descanso, la posibilidad de ahorrar todo lo posible talando árboles. “Es tan grande. ¡Tengo que aprovecharlo todo!” Después de haber recogido las ramas, se puso con el tronco. “¡Weed! ¡Voy a ayudarte!” – gritó Mapan corriendo hacia él. Mapan arrastró las ramas para colocarlas en el carro. Recordaba las dificultades pasadas cuando era principiante, ¡Weed le había enseñado cómo ganar y gastar dinero! Tenía que sobrevivir con la recogida de leña en los bosques o en las montañas. Los dos podrían ser acusados de cometer una atrocidad, ya que habían mutilado miles de flores y árboles. Mientras, los demás fueron entendiendo el motivo de sus acciones. “Ha sido por dinero.” “Esto parece más acorde con Weed…” Todos se enfrentaron a un desencanto abrumador, sin embargo no perdían la esperanza. “La hermana de Weed ama las flores.” – dijo Zephyr. “La necesidad de ganar dinero no puede ser genética.” – dijo Pale asintiendo con la cabeza. Pero la escena que veían les impactó sobremanera: Yurin estaba sentada en el campo de flores, el problema era que se encontraba arrancando los pétalos de las que se encontraban a su alrededor, colocándolos en una cesta. “¿Qué haces…?” – preguntó Zephyr acercándose a ella. “Un tinte.” – respondió Yurin de forma concisa. “¿Un tinte?” “Se pueden usar los pétalos de las flores para hacer tintes, así puedo pintar cuadros y no me cuesta nada.” “……” ¡La misma mentalidad! Yurin no era diferente de Weed. “Por favor, ayúdame.” Zephyr no pudo rechazar la petición de ayuda, por lo que se puso en cuclillas y comenzó a recoger los pétalos con diligencia. “Tienes que dividirlos por colores.” “Sí…” Mientras ellos podaban los árboles y recogían los pétalos, los geomchis se empezaron a aburrir viendo la escena. “Solo podemos estar sentados sin hacer nada.” “No hay mucho que ver.” ¡Weed estaba harto de escuchar sus quejas! Así que envió un mensaje a todos los geomchis. “Si me ayudáis a talar estos árboles, luego os hago una comida con carne.” “¡CARNE!” Los geomchis se abalanzaron blandiendo sus espadas hacia los árboles. Con cada balanceo, las ramas y los troncos desaparecían y quedaban solo pequeños tocones de lo que antes eran árboles orgullosos. Incluso cuando la durabilidad de sus espadas se redujo por la gran cantidad de objetivos, ¡continuaron con su operación devastadora! “¡Carne! ¡Carne!” “¡Ven a mí, carne a la parrilla!” Mapan iba recogiendo la madera a cambio de raciones de carne. “¡No puedo creer esto!” – dijo Pale desolado. La vista era impactante. Se mirase donde se mirara, Weed y los geomchis solo dejaban tocones a su paso. Incluso los Instructores participaron en la masacre. “Hay gran cantidad de árboles florales por este lado.” “¡Estos árboles son bastante gruesos!” Después los geomchis venían a recoger la leña. Los geomchis iban arrasando con todo mientras escuchaban a Weed. Porque no solo era el prestigio de cortar árboles de un solo golpe, más bien estaban obsesionados con la carne. Aquellos que llevaran más madera comerían más carne. ¡Y los Instructores eran los peores! Entonces, la cara de Hwaryeong se puso roja mientras caminaba hacia Weed con determinación. ‘Supongo que Hwaryeong no aguanta más.’ ‘Parece que va a pararlo.’ El grupo estaba a la espera; las únicas personas que podían parar a Weed eran Geomchi o Hwaryeong. Geomchi era su Maestro en el camino de la espada, mientras que Hwaryeong tenía una mirada dura y una fuerte presencia que podía cambiar cualquier situación. Si era ella, podía hacer que Weed cambiara de actitud. Sin embargo, Hwaryeong no detuvo a Weed. A medida que avanzaba cortando árboles, Hwaryeong iba bailando en silencio detrás de él. El motivo era simple, estaba disminuyendo la fatiga de Weed mientras que trataba de llamar su atención como si fuera una mariposa atrayendo a su pareja. Sus tacones iban pisando las flores con todos sus pasos de baile. Era la destrucción completa de la Naturaleza. El lugar donde habían acampado estaba quedando totalmente desolado.
* * *
El director Khang y el resto del comité de planificación estaban encantados. ‘Una misión de Weed.’ ‘¡Qué suerte que hayamos conseguido algo así!’ Bastaba con tener el nombre de Weed, para garantizar que la audiencia no fuese baja. Tanto a nivel local, como a nivel internacional, ¡era conocido como el Dios de la Guerra! Weed tenía una gran variedad de apodos: el Invasor Enigmático, el Cazador sin Sombra, el Caballero Oscuro, pero ninguno le quedaba mejor que el del Dios de la Guerra. Un individuo capaz de luchar contra todos los monstruos y de salir victorioso. Una leyenda que había nacido en Continent of Magic. Solo por la compra de su cuenta, CTS Media había obtenido un enorme seguimiento de la audiencia debido a la reputación de Weed. “Espero que sea tan increíble como la misión de la Legión de los no-muertos.” – dijo el Director Khang lleno de esperanza. “Seguro que sí. Es una misión en el Reino de los Vampiros y, por encima de todo, Weed lidera la expedición. Esto va a ser mejor que la batalla contra el lich Shire.” “Tiene que serlo, ¿verdad?” “¡Seguro!” Los encargados de la emisora estaban convencidos. Esta aventura era el premio gordo que iba a atraer a más espectadores. Ahora solo necesitaban tratar las imágenes para que fueran perfectas. “¡Equipo de sonido! ¡Equipo de efectos especiales! A partir de hoy estaréis disponibles 24 horas. Hay que ir editando las escenas a medida que lleguen a nuestra pantalla.” “Sí, todo el mundo está a la espera.” “Que los escritores sean rápidos para poner subtítulos en las descripciones.” “No creo que haga falta. Las aventuras de Weed siempre son muy intensas.” “Es cierto, pero es una orden del jefe. Ya hemos tenido una experiencia similar antes, así que tenemos que proceder con la edición lo más rápido posible. Nuestra principal prioridad es comenzar la retransmisión lo antes posible.” Solamente los organismos de radiodifusión veteranos se reunían para este tipo de tareas. Por lo general, los programas especiales incluían expediciones de gremios de prestigio o cacerías a gran escala de monstruos de nivel jefe, pero en esta ocasión estaban preparando el programa con una aventura de Weed. La fe que tenían en él era enorme. La división de planificación empezó a gritar cuando la aventura con la que tenían que trabajar empezó a aparecer en la pantalla. “Jefe, las imágenes están llegando.” “¿Quién lo tiene? Que lo pase a la pantalla principal.” “Sí, lo estamos pasando ahora.” Toda la emisora volvió su mirada hacia la pantalla principal. De acuerdo con la reunión anterior, las imágenes deberían haber sido editadas primero, pero la curiosidad relativa a la aventura de Weed era demasiado alta. Se veía a Weed y su grupo subiendo una montaña empinada, muy por encima de los acantilados se veían nubes vagando por el cielo. Viajaban a lo largo de un río, hasta llegar a un valle cubierto de flores y árboles. Glup, glup El Director Khang tragó saliva. En la pantalla principal se veía una visión inesperada para ellos, ¡era simplemente impresionante! Weed y su grupo se detuvieron en seco cuando entraron en la llanura cubierta de flores y, después de hablar entre ellos, se dispersaron en grupos. “Parece que van a tomar un descanso.” “Sí, eso parece.” Pero, de pronto, empezaron a recoger los pétalos y a talar los árboles. Vieron como cientos de personas avanzaban y destrozaban toda la tierra por donde pasaban. Iban moviéndose de un área a otra convirtiendo el lugar en un desastre completo. Por todas partes pisotearon las flores. ¡Era una devastación completa! Insoportable. “……” El Director Khang y todos los demás estaban sin habla. En lugar de apreciar el hermoso lugar que habían encontrado accidentalmente, Weed y compañía lo habían destrozado sin dejar nada a su paso. En menos que canta un gallo, todas las plantas y flores habían desaparecido, y se pusieron a comer carne como si nada hubiera pasado. “¿Vamos a emitir esto?” “No hay manera en que podamos emitir esto, señor.” “Seguramente deben andar explorando, la verdadera aventura empezará mañana.” “Por supuesto, es Weed.” – dijo el Director Khang sin perder la esperanza. Era Weed. Era un honor ver sus peleas. En Continent of Magic, era la única existencia capaz de hacer que todos se pusieran de rodillas y obligaba a todos los enemigos a abandonar la esperanza. Era genial poder formar un contrato exclusivo con Weed y ser capaz de emitir su aventura. De hecho, la emisora había decidido hacer un programa especial debido a que tenía grandes expectativas. Sin embargo, Weed y su equipo habían estado viajando durante nueve días, y en todos los lugares a los que iban cometían atrocidades. El Director Khang estaba ardiendo por dentro, tenía la sensación de haber sido engañado.



4Koma - Capítulo45




4Koma - Capítulo44




4Koma - Capítulo43




4Koma - Capítulo42