domingo, 3 de enero de 2016

Volumen 9 - Capítulo 8

Volumen 9 Capítulo 8
La Universidad de Corea
Traducido por Tars y O’Ren
Corregido por Vitto y DaniR
Editado por AM y Tars

Hayan entró al dojo “Kumdo” . Era por la tarde, durante la hora del entrenamiento con espadas. Dentro había cientos de alumnos entrenando. Hombres concentrados en blandir sus espadas de madera mientras llevaban con orgullo el uniforme del dojo. Normalmente, estos estudiantes mostraban el lado más informal de sí mismos, pero cuando usaban sus espadas de madera, se transformaban en hombres serios. Parecía como si acabasen de conocer a un enemigo que amenazara sus vidas. Eran discípulos que dedicaban su vida a la espada. Choi Jeong-Bom, al que le tocaba impartir la clase, vio a Hayan y se acercó. “Adelante, pero tu hermano se ha ido después de terminar los ejercicios matutinos.” “No estoy aquí para encontrarme con mi hermano.” “Entonces, ¿para qué?” “Tengo algo que discutir con vosotros.” “¿De verdad? Te escucharé. Espera en el salón, iré tan pronto como acaben los ejercicios.” “Claro.” Hayan se dirigió a la sala de espera. Inmediatamente después, Jeong Ilhun, que solo confiaba en su fuerza, dejó caer su espada. “Maestro.” “¿Qué ocurre?” “No me encuentro bien hoy…” “……” “¿Puedo descansar un rato en la salita?” – dijo Jeong Ilhun tocándose la frente como si estuviese mareado. Esto no había ocurrido nunca. Entonces, otros estudiantes empezaron a hablar. “¡Uff! Estoy deprimido. Hoy me siento con ganas de llorar solo por ver la caída de una hoja.” “Noto que hasta un golpe de viento puede derribarme, por lo que no puedo manejar bien la espada. Maestro, ¿puedo descansar un poco?” “Creo que ahora entiendo lo que la espada está tratando de decirme. Con el fin de escuchar su historia, quiero meditar dentro de la salita un rato.” “Siento que mi cuerpo se encuentra débil hoy…” ¡Sus ojos ardían con pasión! ¡Los alumnos daban cualquier excusa con tal de ir a la sala de espera! Hayan acabaría rodeada de quinientos hombres en cualquier momento. Al final, Choi Jeong-Bom llevó personalmente a Hayan hasta la salita de los instructores. Mientras, Jeong Ilhun le preparaba un té. “Aquí tienes.” “Gracias.” En la sala de los instructores, además de Hayan y Jeong Ilhun, se encontraban los otros tres instructores y casi veinte alumnos. Querían a Hayan como si fuese su propia hermana pequeña, por lo que no iban a quedarse fuera. Hayan terminó el té. “Este té está muy bueno.” “Me lo ha enviado uno de mis antiguos alumnos. Y bien, ¿hay algo que quieras contarme?” “Sí.” “¿Puede ser algo sobre Lee Hyun?” – preguntó Jeong Ilhun interrumpiendo bruscamente. Ahn Hyundo buscaba la manera de hacer que Lee Hyun se convirtiese en un discípulo permanente del dojo. Si entraba, se convertiría en el más joven después de Jeong Ilhun. Y como eso prácticamente significaba que serían hermanos, Ilhun sentía especial interés por todo lo que rodeaba a Hyun. “Sí, correcto.” – asintió Hayan. “¿Qué ha ocurrido?” “Es por el cumpleaños de mi hermano.” “¿Cumpleaños?” “Sí. Mi hermano cumplirá años dentro de un mes y quiero celebrarle una fiesta.” Hayan planeaba hacer una fiesta de cumpleaños para su hermano y había ido al dojo con el fin de pedir ayuda. Lee Hyun nunca se había preocupado por su cumpleaños. Debido a la vida tan dura que sufría, pensar en celebrar un cumpleaños era un lujo sin sentido. Pero su hermana y su abuela nunca se habían olvidado de su cumpleaños; incluso tenían siempre un pequeño regalo. Esta vez, Hayan quería preparar una fiesta sorpresa para Hyun. Los ojos de Jeong Ilhun, Choi Jeong-Bom y Ma San Bom se agrandaron. “¿Una fiesta de cumpleaños? ¿Cómo las que salen en televisión?” “¿No se celebran los cumpleaños comiendo sopa de algas ?” “Desde que cumplí los ocho años, nunca he hecho nada especial por mi cumpleaños.” “Un cumpleaños es como cuando una compañía de seguros te hace una llamada de agradecimiento…” Los estudiantes casi nunca habían celebrado su cumpleaños de una forma apropiada. ¡Ellos eran personas que dedicaban su vida a la espada! Incluso Jeong Ilhun, al que el resto de alumnos veían como el más respetable entre ellos, era pesimista con la idea. “Celebrar un cumpleaños no nos conviene.” “Es verdad, en lugar de un cumpleaños es mejor celebrar la victoria en una competición de esgrima.” – Choi Jeong-Bom estaba de acuerdo. “Ganar una competición es más importante que un cumpleaños, ya que puedes mostrar al mundo tu duro entrenamiento con el que has mejorado tus habilidades con la espada.” – dijo Ma San Bom. Todo el mundo estaba en contra. Aunque era Hayan, a la que querían como su propia hermana quien lo pedía, celebrar una ocasión como esa se les hacía extraño. Era un buen ejemplo de por qué no eran populares con las chicas. Así pues, daba la impresión de que el plan de la fiesta de cumpleaños terminaría en nada. Tras pensarlo un poco, la siguiente frase de Hayan lo cambió todo: “Te presentaré a una de mis amigas cuando ingrese en la Universidad.” “Una estudiante f-fem… ¿femenina?” “Sí, os presentaré a un montón de compañeras. ¿Qué tal una cita a ciegas?” “Una cita a ciegas… ¿como las que se pueden ver en las telenovelas?” Jeong Ilhun apretó los dientes. Luego miró a sus otros compañeros. Choi Jeong-Bom asintió con firmeza dando su aprobación. “Instructores, ¡hagamos una fiesta de cumpleaños! No podemos hacer menos por nuestro querido Lee Hyun.” – Lee Ying-Up se movía como si estuviera a punto de saltar de la emoción. “Por supuesto. Además, como esta será su primera fiesta de cumpleaños, ¿no deberíamos hacerla correctamente?” Con gran entusiasmo, los instructores llegaron a un acuerdo, por no comentar nada sobre las reacciones de los alumnos. “Y pensar que puedo llegar a tener una cita a ciegas con una estudiante universitaria durante mi vida.” “Ni siquiera necesito que vaya bien. Me conformo con tener una cita como puede tener cualquier otro…” Los alumnos del dojo siempre peleaban contra la soledad. El momento en que convertían su afición de luchar con la espada en la pasión de su vida, vivían siempre alejados de las mujeres. Hasta mantener una pequeña charla con una chica era difícil e incómodo. Una lucha contra los Yakuza les parecía mucho más sencilla y fácil. Para un hombre común, puede ser difícil tener una cita con una chica y que acabe en un fracaso. Pero para ellos, un momento así los acompañaría el resto de sus vidas. Al final, Hayan lo prometió: “Si me ayudáis con la fiesta de cumpleaños, organizaré una cita a ciegas en grupo.” “¡Ohhhhh!” Los alumnos aclamaron a Hayan y empezaron a hacer planes para la fiesta de cumpleaños de Hyun. ¡Absolutamente fieles a su propio estilo!
* * *
“Bienvenido.” “Damos la bienvenida a todos los recién llegados.” Frente a las puertas de la Universidad de Corea, había gran cantidad de representantes de diversas asociaciones de estudiantes que trataban de reclutar gente entre los recién llegados. Silencioso y con la cabeza baja, Lee Hyun se dirigió hacia la puerta principal. ‘No tengo tiempo para cosas como los clubs. Solo venir aquí es desaprovechar mi precioso tiempo.’ Como tenía que asistir a las clases, el tiempo que le quedaba para invertir en Royal Road disminuía considerablemente. Así que, aunque fuera un estudiante universitario, no podía permitirse realizar actividades extraescolares como los demás. Su profesión de escultor iba revelando muchos puntos buenos con el paso del tiempo, pero era necesario dedicarle mucho más tiempo. ¡Pupum pupum! Con el corazón acelerado, Lee Hyun caminaba rápidamente, aunque nadie llegó a acercarse. La mayoría de los recién llegados quedaban atrapados por compañeros de cursos superiores, pero nadie interrumpió a Hyun. ‘¡Uf! Gracias a Dios.’ Lee Hyun se dirigió al edificio principal, donde se celebraría una reunión informativa para los recién llegados. Al caminar hacia allí, escuchó una conversación. “Compi, ¿deberíamos intentar reclutar a esa persona?” “Déjalo. Fíjate en su cara. Probablemente sea un repetidor.”
* * *
En la Universidad de Corea se celebraba una reunión de información a los recién llegados para explicarles los conceptos básicos antes de convertirse en universitarios. Pero a Lee Hyun le costó bastante llegar hasta allí. ‘Tengo que contarle a Hayan cómo funciona todo.’ – siempre pensaba en su hermana, como un padre se preocupa por la educación de su hija. La reunión tuvo lugar en algo parecido a un auditorio. Un hombre con un estilo poco común se sentó cerca de Lee Hyun. Él le habló primero. “Encantado de conocerte. ¿Eres nuevo?” Lee Hyun asintió y se volvió hacia él. “Sí.” “La Universidad de Corea es muy agradable. He venido desde el campo para estudiar aquí. Me llamo Bak Soon Jo y curso la carrera de Realidad Virtual.” “¿En serio? Mi nombre es Lee Hyun, y también estoy en Realidad Virtual. Como estamos en el mismo curso, permíteme que nos tuteemos.” “¿De verdad? Pareces más viejo que yo.” – dijo Bak Soon Jo con miedo. Lee Hyun negó con la cabeza. “¡Qué va! Tengo veinte años, como tú.” “Tu cara no dice eso…” “¡Humm! ¡Humm!” Lee Hyun se aclaró la garganta para mostrar que se sentía incómodo. Gracias a eso, pudo seguir adelante sin muchos problemas. “Sí, claro. ¡Lee Hyun! Nos vamos a llevar bien.” – Bak Soon Jo levantó ligeramente los hombros mientras lo decía. Casi al mismo tiempo, otros estudiantes se les empezaron a aproximar. “Yo también soy del curso de Realidad Virtual. Mi nombre es Lee Yu Jeong. Encantada de conoceros.” “Yo también me alegro. Me llamo Min Sura.” “Yo soy Choi Sang Joon. Es un placer.” Lee Hyun y Bak Soon Jo compartieron saludos con sus nuevos compañeros del mismo curso. Después, escucharon juntos la reunión informativa. En su primer día, después de asistir a la sesión informativa, formaron una “familia”. Durante el tiempo de descanso, hubo un acalorado debate entre los nuevos amigos. “El sistema de movimiento usado en Royal Road permite diferentes niveles de movimiento físico en función de las capacidades del usuario.” “No basta con los cinco sentidos básicos para sacar todo el potencial del juego. Deben haber utilizado estudios sobre el cerebro como base para su investigación.” “Para poder manejar tal cantidad de datos…” Lee Hyun no se involucró en la conversación. ‘Es un problema sencillo si nos fijamos en él.’ Había leído varias investigaciones sobre realidad virtual antes de empezar a jugar en Royal Road. Desconocía el significado de muchas palabras, pero había memorizado toda la investigación. Por ello, el conocimiento de Lee Hyun sobre realidad virtual era muy superior al de los otros estudiantes. Cuando se inició Royal Road, la primera consideración fue cómo de seguro era conectarse. Lee Hyun estaba muy preocupado con ese punto. No le preocupaba que le pasara algo pero, si le ocurría algo, su familia lo pasaría mal. Por lo tanto, había decidido estudiar acerca de la realidad virtual. “Pero… Sura, ¿qué profesión tienes?” “¿Yo? Soy una encantadora . Estoy especializada en aire y electricidad.” “¡Guau! Es una profesión rara.” Los encantadores imbuyen fuerza a los objetos o a las formas de vida. Se parecía a la magia de bendición de un sacerdote, pero era mejor dado que sus beneficios no desaparecían con el paso del tiempo. Mayoritariamente, usaban magia en collares, pendiente, anillos... Aunque era difícil subir de nivel al principio, era un trabajo que aportaba un montón de dinero y de fama. “¿Y qué hay sobre ti?” “Simple. Soy una guerrera normal. Mi nivel es 216.” “Eso no es normal. Es un nivel muy alto. Yo todavía estoy en 140.” “No te puedo ayudar, apoyar a un encantador es un trabajo realmente difícil. Pero iremos de caza juntos más adelante.” Después de que las chicas revelaran su nivel, era el turno para que los chicos empezaran a hablar sobre sus personajes. Choi Sang Joon habló primero. “También soy un guerrero. Como cazo con mi gremio, mi nivel es 278.” “¿Qué gremio?” “Los Leones Negros.” “¡Guau! ¡Es el gremio más famoso del reino de Tullen!” Lee Yu Jeong no podía ocultar su sorpresa. Era muy difícil entrar en un gremio famoso. Cuando se entraba en un gremio, las actividades se limitaban, pero todos querían formar parte de una buena alianza ya que aportaba muchos beneficios, tales como entrar en una guerra entre aliados para hacerse cargo de un castillo o controlar una zona de caza. También era mucho más fácil pedir objetos prestados, lo que suponía una gran ventaja. No solo eso, si las acciones eran beneficiosas para el gremio, se podía recibir algo de oro como pago mensual. Pero, incluso aunque no hubiera tales beneficios, los gremios famosos aportaban un sentimiento de orgullo. Cuando un miembro iba a una zona de caza, a una ciudad o a un castillo, todos reconocían el símbolo que se portaba. Además, un gremio era capaz de atraer tanto los cotilleos como el respeto del resto de las personas, incluso podía conseguir gran cantidad de objetos en función de los regalos. Por otra parte, hay veces en que las acciones heroicas no se transmiten al resto de la gente por no pertenecer a un gremio. El continente de Versalles es un mundo donde la leyes se imponen por la fuerza o por los grandes gremios. “Eso no es nada. Mi hermano es uno de los miembros fundadores de los Leones Negros. Fue uno de los primeros treinta miembros, por lo que pude unirme.” “Así que el nivel de tu hermano debe ser una locura.” – Lee Yu Jeong lo miraba como si estuviese celosa. Choi Sang Joon asintió. “No me quiere decir su nivel, pero debe ser al menos 340. He sido capaz de subir mi nivel tan fácilmente por estar siguiendo a mi hermano.” “¡Guauuu! ¿En serio?” Mientras que las chicas sentían celos, Lee Hyun tenía otra forma de pensar. ‘El entrenamiento es importante para todos. Solo ha conseguido complicarse la vida a medida que siga subiendo niveles.’ En Royal Road, el nivel en las habilidades era muy importante. Si alguien se centraba en conseguir experiencia para subir de nivel lo más rápido posible, solo conseguiría pasar por dificultades en el futuro. Especialmente cuando se subía de nivel tras los pasos de otra persona. Cuando alguien hacía eso, apenas era capaz de aguantar en su puesto durante una cacería realmente peligrosa. Min Sura y Lee Yu Jeong se acercaron a Lee Hyun y Bak Soon Jo, que todavía no habían revelado su profesión. “Soon Jo, ¿cuál es tu nivel?” – preguntó Min Sura parpadeando. “¿Yo? Mi nivel es 342 y mi profesión es ladrón.” – contestó Soon Jo rascándose la cabeza. “……” El nivel de Bak Soon Jo, que tenía una apariencia tan inocente, causó gran impresión. No se podía entender el mundo de Royal Road de forma superficial. Todo dependía de la cantidad de monstruos que se mataran, de cuánto tiempo se perdiese en tal mazmorra... Bak Soon Jo parecía un tipo tranquilo pero, al poseer un carácter competitivo, vivía dentro de una mazmorra cazando monstruos. Finalmente, Min Sura miró a Lee Hyun. “Lee Hyun, ¿cuál es tu profesión? ¿Qué nivel tienes?” Realmente no quería ocultarlo, pero tampoco deseaba lucirse. Para aquellos que simplemente disfrutan de la realidad virtual, el nivel puede ser algo de lo que presumir, pero para los Jugadores Oscuros, era como exponer tus cartas a los rivales. ‘De todos modos, no me ha pedido detalles.’ Viendo lo ocurrido hasta el momento, probablemente no preguntarían nada más. “Escultor.” “¿Eh?” “Mi profesión es la de escultor.” “¡Oh!” Solo duró una fracción de segundo, pero los ojos de todos se llenaron de compasión. Choi Sang Joon le dio una palmada en espalda para darle ánimo. “Trabaja duro. He oído que mucha gente escoge esa profesión estos días.” “Sí.”
* * *
Lee Hyun escribió todos los detalles importantes en su libreta. La mayoría eran temas útiles que ayudarían en su vida escolar, como la información sobre estudios en el extranjero y la ayuda financiera. Como había dejado de estudiar después de abandonar la escuela secundaria, aunque hubiese pasado la prueba del GED, era imposible conseguir una beca en medio de la vida universitaria. Pero, por si acaso, lo escribió todo en su cuaderno. Cuando terminó la sesión informativa, los amigos se pusieron en pie.
* * *
“¡Ah! Por fin se ha acabado. Tengo hambre.” “Vamos a por algo de comer.” “Sí. Comamos en la cafetería de la escuela.” Lee Hyun siguió a sus nuevos amigos. ‘No será demasiado malo experimentar cómo es una cafetería escolar al menos una vez.’ La cafetería estaba dentro del campus. Dependiendo del día de la semana, se podía encontrar comida de estilo coreano u occidental. Las chicas eligieron comida coreana, mientras que los chicos se decidieron por comida occidental. “Se ve delicioso.” “¡Comamos!” En el caso de la cocina coreano, los platos eran arroz, sopa y como cinco tipos distintos de banchan . Como comida occidental, había cerdo o pescado frito, acompañado de ensalada y fideos. Min Sura sonrió después de probar el arroz y el banchan. “Está bueno.” Choi Sang Joon y Bak Soon Jo escogieron el cerdo frito para probarlo. “El comedor escolar no está nada mal.” “Será divertido venir a la Universidad.” Aunque todos estaban disfrutando, Lee Hyun comía con una expresión de enfado. ‘La calidad de los alimentos es terrible.’ Puede parecer obvio, pero el cerdo frito no se había hecho allí. ¡Productos congelados! Además, como había sido cocinado hacía bastante tiempo, estaba medio pasado. ‘Si la cocina es así, es mejor traer la comida de casa.’ Además, no era nada barato, costaba 2.500 wons. ‘Será mucho más saludable hacer la comida con alimentos frescos recién comprados en el mercado del barrio y traerlo conmigo.’ Lee Hyun terminó de comer pensando en que traería mejor comida en el futuro. Justo en ese momento, unos hombres enormes entraron en la cafetería estudiantil. Eran los estudiantes del curso de Artes Marciales. Eran hombres sudorosos de gran constitución que iban a comer y se encontraron con Lee Hyun… y, repentinamente, se inclinaron. “¡Saludad a nuestro hermano mayor !” Cuando el estudiante que iba en cabeza se inclinó, las otras decenas de estudiantes se inclinaron también. “¡Saludamos respetuosamente a nuestro hermano mayor!” Lee Hyun se quedó quieto con rostro inexpresivo. Su cara miraba en otra dirección, usando la técnica aprendida de Seoyoon: ‘Estoy haciendo otra cosa’. Pero los estudiantes del curso de Artes Marciales no renunciaban y permanecían inclinados. Los amigos que se sentaban a su lado tenían la mandíbula desencajada de la impresión. Una mesa podría haber entrado dentro de la boca de Choi Sang Joon. Dado que los estudiantes del curso de Artes Marciales seguían con sus enormes corpachones inclinados, no podía hacer otra cosa que aparentar confusión y sorpresa. Y aunque Lee Hyun no estaba contento, estaba afrontando la situación con mucha naturalidad. Las cuatro personas sentadas a la mesa estaban tan sorprendidas que no paraban de cambiar la mirada desde Lee Hyun hasta los alumnos de Artes Marciales. Lee Hyun respondió con una inclinación mientras suspiraba. La relación entre Lee Hyun y sus amigos cambió. Dado que un estudiante de una clase superior se había inclinado ante él, tendría que tener su misma edad o incluso más. No podía tener los veinte años que había dicho que tenía. Por fin, los estudiantes de Artes Marciales se alejaron de Lee Hyun. “Maestro Sang Chual, ¿quién era ese? ¿Es tan importante para que se incline así ante él?” A decir verdad, la mayoría de los estudiantes se habían inclinado sin saber por qué. Dado que su superior había hecho la reverencia repentinamente, ellos hicieron lo mismo. Han Sang Chual sentía el sudor corriendo por su frente. “Ya hemos hablado de esto.” “¿Eh?” “Te he hablado sobre el dojo al que voy, ¿verdad?” “Sí. ¿No vas al mejor?” Hablaban acerca del dojo en el que Ahn Hyundo era el Maestro. El famoso dojo que producía los campeones del mundo en esgrima. Era un lugar donde monstruos que no tenían miedo de una espada se reunían. Sin contar los alumnos oficiales, en ese lugar entrenaban más de cinco mil personas. Han Sang Chual era uno de los alumnos principiantes. “Es un alumno del dojo… bueno, mejor dicho, es oficialmente el mejor discípulo del Maestro.” “¡Uaaalaaa! ¿El mejor discípulo?” “Probablemente. Estoy casi seguro. Todos los profesores le enseñan. A veces, incluso, lucha contra el Maestro, por lo que estoy seguro de lo que hablo.” “Pero es muy joven, casi de nuestra edad. No debería haber ninguna necesidad de ser tan formal, ¿no?” Los estudiantes asintieron con la cabeza. Los que entrenaban artes marciales poseían gran sentido del orgullo. Aunque apareciese alguien que tuviera el estatus más alto del dojo, no habría ninguna necesidad de inclinar la cabeza ante él. Han Sang Chual tembló como si sufriera un escalofrío. “Deberías haberlo visto. ¿Crees que lo he tratado así desde el primer momento? Al principio era incapaz de admitir su destreza. Es injusto, con tan solo un año de entrenamiento esa persona ha conseguido ser el mejor discípulo del Maestro. Incluso yo, que he asistido al dojo durante más de tres años, no he podido convertirme oficialmente en aprendiz. Pensaba que ese tío era un bastardo arrogante.” “Entonces, ¿no deberías haberlo golpeado para meter algo de sentido común en su mollera?” “¡Lo iba a hacer! Ver cómo un recién llegado se imponía a todos los alumnos… pero luego lo vi luchando con una espada de madera.” “Así, sin más…” “Luchó, luchó y luchó. A pesar de enfrentarse a espadas de madera, que podrían romper fácilmente sus huesos, no mostró ningún miedo. Y la espada que blandía poseía vida en su interior.” “¿Es tan bueno? No es normal no tener miedo delante de una espada que puede matarte en cualquier momento.” “Es muy bueno. Es enorme. Me di cuenta en ese momento. Aunque la fuerza física se puede conseguir con un duro entrenamiento, esa fuerza mental solo es posible conseguirla si naces con ella. A decir verdad, ¿cuánta gente lucharía poniendo su vida en peligro en un mundo como este?” “……” “Una persona que puede poner su propia vida en peligro por sus creencias es una persona mentalmente fuerte. Dejando de lado las condiciones físicas, me di cuenta que su corazón era el más fuerte del mundo. Después de comprender eso, mi habilidad con la espada se hizo mucho más poderosa.” Finalmente, el estudiante de primer año comprendió todo tras la charla con Han Sang Chual. Si se trataba de una persona que podía blandir la espada de esa manera, dejando de lado el tiempo que empleara en su entrenamiento, podía inclinar la cabeza ante él. ‘Una persona con una mentalidad inmensamente fuerte.’ ‘Debo memorizar su cara y nunca tocarlo.’ Han Sang Chual les dijo a los estudiantes de primer año que se lo prometieran. “A partir de ahora, si os lo encontráis, os inclinaréis ante él. Estaré acabado en el dojo si no me hacéis caso. Además, seguramente sea asesinado.” “Sí, señor”



Volumen 9 - Capítulo 7

Volumen 9 Capítulo 7
Obra Magna de Luz Lunar
Traducido por Tars y O’Ren
Corregido por Vitto y DaniR
Editado por AM

“Es hora de empezar a tallar.” El material para la escultura era una gran roca en el interior de la cueva. A pesar de que podría haber utilizado hielo en su lugar había unos límites, y no era un buen material para expresar los detalles. Así que eligió trabajar con una roca en su lugar. Como había aumentado su habilidad en [Escultura], los materiales normales subían poco su [Fama]. Weed se puso en pie mirando la roca. “¿Qué debo hacer?” En el pasado, no habría dudado. ¡Fuego! ¡Fuego! Quizás algo caliente. Siempre era más práctico hacer algo simple y directo. Era más fácil encontrar inspiración cuando solo se piensa en la figura y no en los beneficios adicionales que se desea que tenga el producto al terminarlo. Pero, debido a su experiencia, su ojo haciendo esculturas era diferente. “Una escultura no existe por sí misma. Es importante considerar bien la situación.” Si tallaba una hoguera, solo le daría un ligero calor. La escultura no es tan simple. ¡Está hecha para reflejar la pasión y el espíritu del arte! Weed se dio cuenta que su habilidad no estaba a la par de un maestro artesano. Pero al menos, ahora conocía el elemento más importante para hacer una escultura. “Una escultura sin emociones está muerta.” Había esculpido para su abuela una vez en la vida real, frente a la mujer que había envejecido con él durante toda su vida. Por supuesto, su habilidad con la escultura era patética. Incluso esculpiendo miles de veces en el juego, cuando estaba fuera de su personaje, la realidad era muy diferente. Esculpiendo en la vida real, un pequeño toque de un solo dedo suponía una gran diferencia en la figura. Era algo muy delicado y no exento de riesgos. Al acabar la escultura, se apreciaban muchos defectos. Al mirarla de cerca, se veían varias zonas acabadas incorrectamente y cicatrices debidas al aplicar demasiada fuerza al tallar. ¡Esos eran defectos críticos en una escultura! Pero, aun así, conmovía los corazones de la gente porque esa figura poseía la vida de su abuela en su interior. Para alguien que lo ignorase, solo veía una escultura de su abuela. Una mujer mayor que había pasado por diversas dificultades a lo largo de su vida. Era una cara tan familiar hasta el punto de que casi cobraba vida. Cuando terminó la escultura, le había infundido alma, dotando al rostro de la anciana la expresión de diferentes sentimientos. Ni siquiera la escultura de un famoso artesano conmovería a la gente si solo estuviera hecha con habilidad y sin ningún propósito. En la escultura, el tiempo y la vida tenían que ser volcados en ella. Por lo tanto, era fundamental hacer armonizar la escultura con su ubicación. ‘No puedo ignorar esto. Necesito imbuirle tanto de mi vida como pueda. Necesito una escultura que exprese fielmente la situación en la que estoy.’ En ese momento, Weed tuvo una idea: un hombre y una mujer abandonados a la intemperie en las tierras congeladas del Norte; una pareja herida por el frío extremo. La naturaleza en su estado más cruel. Una tormenta de hielo arreciando diariamente y un coro de lobos aullando.
¡Auuuuuu! “Ven por aquí.” Un hombre tiene el deber de proteger a una mujer. Después de pasar por muchas dificultades, encontraron una cueva segura y se refugiaron en su interior, lejos de los feroces lobos. Sin embargo, aunque se las arreglasen para escapar de los peligrosos enemigos, seguirían perseguidos por el hambre y el frío. La mujer, de una belleza insondable y con una inmensa bondad, era única en todo el mundo. “Estoy congelado.” – dijo el hombre sin poder hacer nada más que mirarla con ojos tristes. Era inútil, no podía proteger a la mujer que amaba. Sus vidas estaban al borde de la muerte, ¡si solo pudiera sacrificar su vida para salvar a su mujer! Lo habría hecho sin dudar, pero la realidad era que eso no iba a cambiar la situación, y la mujer lo sabía. No lo culpaba. “Aun así, gracias.” “¿Por qué?” “Por estar conmigo hasta el final. Te quiero.” Para el hombre, con un corazón suave y dulce, sus palabras eran el mejor regalo posible. ¡Wharak! El hombre rodeo con sus brazos a la mujer. “Yo también te quiero.” No importaba cuán frio fueran el cielo y la tierra, nada podía congelar el corazón de esta pareja. Podían sentir un hilo de calor mientras se abrazaban el uno al otro.
“Sí, este tipo de tema sería lo mejor.” Weed sacó su cuchillo de tallar y se acercó a la roca. Rasss. Cayeron fragmentos y polvo de la roca. Mientras cortaba los bordes, lentamente le fue dando forma, acentuando el sentimiento de la pareja que se preocupaba el uno por el otro. Aunque, por supuesto, la historia tenía diferentes matices en la vida real. Es verdad que Weed y Seoyoon habían venido al Norte, pero nunca se habían separado, ni estado solos. Alveron estaba allí, al igual que los wyverns y Bingryong. “¡No sabéis luchar bien! ¡No sois más que cosas inútiles sin valor!” Weed acosaba permanentemente a Bingryong y a los wyverns. Hasta había obligado a Alveron a trabajar, pero él prefería omitir esos detalles. Y las diferencias no acababan ahí. La mujer sin fuerzas que despertaba su instinto protector era muy distinta de Seoyoon. No tenía nada que ver con la fuerte mujer guerrera que podía arrasar a casi cualquier monstruo. Por lo menos, la aparición de los hambrientos lobos era cierta, pero la razón por la que aullaban era diferente. En realidad, lloraban suplicando piedad; simplemente, eran comida sabrosa y eran sacrificados tan pronto como los avistaban. Weed se había adaptado antes de morir de hambre, aun a pesar de llegar a este lugar tan despiadado. “Bueno, el arte necesita algo de ignorancia de vez en cuando… Licencia poética.” Hasta el héroe que salvaba un país del peligro tendría que ir al baño de vez en cuando. Uno podía esculpir sobre cómo había liderado a sus tropas en la guerra hasta llevarlos a la victoria, pero no dibujar o esculpir la otra escena. Cada vez que Weed movía el cuchillo por la escultura, pequeños fragmentos de roca salían despedidos. La forma básica iba tomando forma. En ese momento, Seoyoon se conectó cuando empezaba un nuevo día. Dependiendo de si era de noche o de día, las batallas se sucedían periódicamente, así que Seoyoon se conectaba cuando había que cazar. Cuando el sol salía y su luz se filtraba en la cueva, la temperatura se elevaba un poco. “Vamos de caza.” Con los wyverns, Weed se dirigió al Valle de la Muerte. Cazaban cuando salía el sol y esculpía al anochecer. Por eso, la escultura terminó tomando forma después de varios días. Se trataba de un hombre y una mujer que se abrazaban el uno al otro con una expresión que estaba a punto de gritar debido a un dolor inexplicable. Pero Weed sentía que estaba incompleta. “No es suficiente con solo abrazarse el uno al otro.” Aunque la pareja estaba cerca el uno del otro, la escena no transmitía muchos sentimientos. Solo era una pareja con gran tristeza y dolor. Weed pensó cuidadosamente en qué le faltaba. “¿Qué sentiría si fuese yo el hombre?” – se preguntaba a sí mismo. Se sentiría desesperado e impotente. Mirando al amante que iba muriendo lentamente, intentando calentarla, el hombre se sentiría muy triste. El hecho de que él mismo no podía soportarlo más y que iba a tener que decirle adiós a su amada, haría que su corazón estuviese cargado de tristeza. Despedida y muerte. Weed había perdido a miembros de su familia antes, así que sabía cuánta tristeza traía. Al final se decidió. “He fallado en esta escultura.” A pesar de que era el producto de un trabajo muy duro durante varios días, abandonó su obra sin dudarlo. Sabiendo que sería un fracaso, era inútil continuar haciéndola. Weed empezó a esculpir una roca diferente. De nuevo, la pareja se abrazaba el uno al otro. Para no perder tiempo, no habría muchas diferencias entre la una y la otra. La dif erencia era que ahora el hombre y la mujer sonreían. La mayor sonrisa amorosa que podía mostrarse el uno al otro. “Si estás a punto de dejar este mundo, debes sonreír. Esa es la última cosa que puedes mostrar a la persona que amas.” Los padres de Weed habían fallecido cuando era pequeño. Los había visto por última vez cuando iban al quirófano de cirugía del hospital. En ese momento, Weed lloraba y lloraba. Lloraba porque se le desgarraba el corazón, pero nadie sabría lo mucho que lo lamentó después. “Debería haber sonreído. Debería haberles mostrado mi mejor sonrisa.” Debería haber sonreído, mostrado que estaba bien y que iba a vivir feliz con su hermana y su abuela. Siempre le remordería el no haber sido capaz de lograrlo. “Sí, una sonrisa es mejor.” Weed hizo que las esculturas tuvieran una sonrisa en sus rostros, una sonrisa que transmitía amor y confianza. Sin embargo, también tenía un humor algo triste y desasosegante. Con sus dos brazos, abrazándose el uno al otro tanto como fuera posible, para compartir su calor y no separarse nunca más.

Por favor, ponle un nombre a la escultura.
Mientras señalaba con el cuchillo de tallar, Weed dijo: “Los Amantes Ardientes.” Se había decidido por ese nombre simplemente porque se abrazaban en un lugar hostil, pero llegó a ser uno de sus mejores nombres; iba misteriosamente bien con el estado de ánimo de la escultura.

¿Te gustaría llamarla “Los Amantes Ardientes”?
“Sí.” Aunque, en realidad, se sentía algo culpable por darle ese nombre a la escultura debido a las caras del hombre y de la mujer. Al principio no se dio cuenta, pero la cara del hombre se le parecía muchísimo. Ya que estaba emocionado y esculpía como si no hubiera un mañana, inconscientemente había tallado su propio rostro. Al pasar por tantas dificultades, no podía simplemente pararse a sonreír. No era una sonrisa falsa, era la sonrisa pura y confiable que solo le mostraba a su familia. Era sólo un hombre que se parecía a Weed, no habría ningún problema. El problema era que la cara de la mujer se parecía demasiado a Seoyoon, era tan parecida que casi daba la impresión de haberle quitado la cara colocándola en la escultura. Su belleza era tal que no sería exagerado decir que se trataba una belleza absoluta, hasta el punto en el que su propio gusto o preferencia no importaba. Seoyoon era una belleza. Después de usarla como modelo tantas veces, había llegado al punto de ser capaz de esculpirla con los ojos cerrados. Y, naturalmente, su subconsciente la había utilizado como modelo. ‘Qué embarazoso…’ Sería problemático tratar con este asunto más tarde, pero Weed decidió dejarlo de momento. Le gustaba el resultado de la escultura. Claro que tampoco era posible cambiar una escultura que ya estaba terminada. Además, el cuerpo de la mujer y la cara de Seoyoon miraban hacia la pared de la caverna, por lo que no sería fácil de apreciar a menos que esa fuera la intención. ¡Ding!

¡Obra Magna de Luz Lunar! Has creado ‘Los Amantes ardientes’.
Los ‘Amantes ardientes’:
Está ubicada en un lugar donde incluso la respiración se congela. Esta obra expresa el amor apasionado de una pareja de amantes que ni siquiera la muerte puede separar. Debido a su impresionante expresividad, la obra merece estar en el museo personal de un rey o en un palacio.
Esta gran obra será más valorada con el paso del tiempo.
Un escultor creativo y con una gran sensibilidad artística ha aprendido y recuperado una habilidad olvidada.
Este trabajo dejará su nombre en la historia de la escultura del continente.
Un trabajo del excepcional escultor Weed.
Valor artístico: 2.600.
Efectos:
Al contemplar ‘Los Amantes ardientes’ aumenta la [Salud] y la regeneración de [Maná] un 20% durante un día.
La [Resistencia al frío] aumenta un 20%.
La [Salud] aumenta un 25%.
Todas las estadísticas aumentan 20 puntos.
La escultura emana aire caliente, que hará que te quemes si tocas la escultura.
La experiencia del grupo aumenta un 6%.
Cuando unos amantes se abracen delante de la escultura, recibirán el hechizo [Bendición] por parte de la escultura.
‘Los Amantes ardientes’ se registrará en la historia la escultura, por ello, cuando algún escultor con talento mire la escultura, le ayudará a mejorar sus habilidades .
Estos efectos no se acumulan con los de otras esculturas.
Número total de Obras Magnas de Luz Lunar creadas: 1.

Como recompensa por crear una Obra Magna de Luz Lunar todos los atributos aumentan en 4.

Subes de nivel: [Dominio de la Escultura] Avanzado - 2 [0%]
Sorprendentemente, tus esculturas se vuelven más detalladas y delicadas.
El efecto de todas las habilidades basadas en [Destreza] aumenta.
La [Comprensión escultural] ha incrementado en 1 punto.
La [Fama] ha incrementado en 460 puntos.
El [Arte] ha incrementado en 30 puntos.
El [Carisma] ha incrementado en 7 puntos.
* * *
Como siempre, Seoyoon se conectó cuando la noche empezaba a ceder ante los primeros rayos de luz de un nuevo día. A menos que después de comer hubiera platos por lavar o pieles por clasificar que se amontonaban hasta después de la caza, se conectaba a su hora. Anteriormente no se conectaba tanto pero, tras el viaje con Weed al Norte, nunca llegaba tarde. En un lugar donde normalmente un aire congelado fluía a su alrededor, hoy una cálida brisa venía desde lo más profundo de la cueva. “¿………?” Después de mirar a su alrededor, Seoyoon encontró una escultura que no estaba allí antes. Había un hombre ligeramente vestido y una mujer con ropa de manga corta. Vestimentas impropias para ese tipo de clima. ‘Qué escultura tan rara.’ Desde donde estaba Seoyoon, podía ver la espalda de la mujer y la cara del hombre. Se parecía bastante a Weed. ‘¿Cómo puede sonreír así?’ Seoyoon inclinó la cabeza. Aunque la escultura tenía ropas ligeras, poseía una sonrisa que calentaba el corazón. La cálida brisa venía de la escultura. “………” Seoyoon siguió mirando la escultura. ‘Una escultura magnífica.’ La expresión y los detalles hacían difícil de creer que estuviese hecha de roca y la débil luz que emitía la escultura era muy hermosa. Aunque sus rostros sonreían, se esforzaban para abrazarse todo lo posible en condiciones muy duras. Era una escultura que llenaba el corazón de afecto. ‘Solo una persona con un gran corazón puede hacer tal escultura.’ Con una mirada cariñosa, Seoyoon observó a Weed que estaba durmiendo cerca de la escultura. Era una persona con múltiples talentos. Cocinaba bien y además era un superviviente. Eso sí, también era un tacaño que empleaba todo su esfuerzo en conseguir una moneda de cobre más. Sin embargo, tenía algo que mucha otra gente no tenía, un corazón cálido. Ella pensaba que era una buena persona. Entonces, de repente, Weed despertó de su sueño. “Supongo que me he quedado dormido después de trabajar tanto. Espero que ella no haya llegado todavía. ¡Ah!” Cuando miró a su alrededor y encontró a Seoyoon, su cara se volvió tan pálida como una sábana, como si hubiera visto un fantasma. “¿C… cu… cuándo…?” – el miedo de Weed no remitía. Si había visto la cara de la escultura, ¡no le permitiría escapar! Pero Seoyoon permanecía quieta sin mostrar ninguna expresión. Pensaba que Weed era una gran persona, pero no mostraba sus sentimientos. ‘No puedo ser amada por nadie.’ Seoyoon siempre sentía dolor en su corazón. Durante años, había vivido sin hablar con nadie. Quería hablar, tener una conversación, pero su miedo siempre se imponía. El temor de no saber cuándo sería herida o si nunca sería amada. Estaba acostumbrada a no expresar ninguna emoción. Si se escondía de todos, el dolor sería menor. Aun así, pasaba una considerable cantidad de tiempo con Weed. Durante el feliz festival en Morata, durante el tiempo pasado en la caverna… Al menos no estaba incómoda dando vueltas alrededor de Weed. Pero no podía permitirse expresar ninguna emoción. Tenía que esconderse más aún porque era uno de los pocos que la conocía. ‘¡Uff! Todavía no la ha visto.’ Viendo la reacción de Seoyoon, Weed solo podía suponer que aún no había visto la cara de la mujer. “Entonces…” – dijo rápidamente. – “¡Vamos de caza!” Ya que Seoyoon no veía ninguna razón para negarse se dirigió a la entrada de la cueva pero, antes de salir, se dio la vuelta. Quería conservar la escultura en sus ojos una vez más. La cara de Weed sonriendo radiante, mientras abrazaba a la mujer.